Foto: SD Huesca
El portero argentino de la Sociedad Deportiva Huesca era el encargado de atender a los medios de comunicación en el primer entrenamiento de la semana posterior a la victoria frente al Almería.
Foto: C.Pascual
Leo Franco saca de puerta ante el Almería | Foto: C.Pascual

Leo Franco comenzó hablando de la importancia que tiene la última victoria: “Es muy importante, todavía nos queda dar un paso de gigante porque a esta altura conseguir puntos no es fácil, pero creo que la victoria, que fue una remontada que no habíamos hecho en todo el año, fue muy importante para todos”.

El veterano guardameta habló de lo ocurrido en el intermedio del Huesca – Almería: “El míster dio una charla en el vestuario y cambiamos la actitud. Se hicieron muy bien las cosas en el segundo tiempo, pudimos contener a Pozo que en la primera parte lo había hecho muy bien. Intento de vez en cuando hablar individualmente y a veces a nivel grupal, pero dije lo que pensaba, nada más“.

Leo comentó la mejoría del equipo tras el paso por vestuarios: “Pienso que el míster hizo un movimiento táctico importante y en el segundo tiempo tuvimos más la pelota. La gente entró mejor, con otro pensamiento, y a veces el tema físico a estas alturas no es tan importante como entrar con la confianza necesaria para remontar el partido. No estuvimos concentrados durante los noventa minutos pero sí en los últimos cuarenta y cinco“.

Recordando la última acción de la primera mitad, el cancerbero comentó: “La verdad es que creo que le apreté un poco pero él (Quique) espera un poquito, no fue tanto una cosa mía. Si hubiera estado más rápido… la tenía bastante fácil“.

“Contra el Leganés es el partido más difícil de todos”

Leo habló de su papel en el equipo oscense: “Yo intento darlo todo, me encantaría dar más físicamente pero lamentablemente los años vienen y uno cuando es grande no ve igual que cuando es chico. Futbolísticamente a esta edad, me hubiera gustado darle mucho más al Huesca. Intento ayudar desde donde tenemos que ayudar la gente mayor, en los momentos complicados”.

El arquero, de 38 años, no quiso dar pistas sobre su futuro: “No sé mañana cómo voy a estar para entrenar y me preguntas por el año que viene. No lo sé. Mentalmente puedo tener mucha fuerza pero físicamente tengo que ver como termino el año y uno tiene que ser realista con el club y con el deporte, que me ha dado muchísimo. Esto es y ha sido mi fuente de vida, pero uno tiene que ser consciente de los años. Lo pensaré y decidiré cuando termine el año“.

Leo Franco finalizó su intervención hablando de la peligrosidad del Leganés, que es el líder de Segunda: “Es el primero. También hicimos un buen partido en Alavés cuando fuimos, jugamos bien pero te ganan, por eso van primeros. Es el partido más difícil de todos. Ahora se aprieta todo. Hay que conseguir estos últimos tres o seis puntos, que nos darían una renta más tranquila. El calendario no es fácil, quedan los puntos más difíciles“.

Declaraciones de Leo Franco en vídeo