Pedro Braojos | Foto: latribunadetoledo.es
Pedro Braojos | Foto: latribunadetoledo.es

Tras una copiosa cena navideña, el Secretario Técnico del Huesca, Pedro Braojos, tenía dificultades para conciliar el sueño. Es por ello que, y gracias a la maravillosa cobertura deportiva que ofrece Movistar Plus, conectó el televisor y el azar le llevó a un canal en el que hablaban del fútbol argentino. Dicho programa estaba presentado por un calvo, cuya voz Braojos había oído recientemente en la Cadena Cope haciendo comentarios, a priori inventados, sobre jugadores desconocidos. “Maldunas o algo así“, dijo el secretario azulgrana cuando le preguntaron acerca del nombre del enclenque presentador.

Cesaron las palabras y comenzaron los vídeos. Braojos veía atónito como continuamente había un delantero celebrando goles, hecho al que no está acostumbrado en Huesca. Es por ello que subió el volumen de la televisión con el fin de conocer el nombre de tan prometedor ariete para enfado de sus familiares, que en repetidas ocasiones golpeaban la pared intentando dormir. Tras cuatro minutos y pico de vídeo, el extasiado presentador pronunció con entusiasmo el nombre de aquel ‘killer’ argentino: Diego Milito.

El técnico D' Alessandro no logró salvar al Huesca | Foto: mundodeportivo.com
El técnico D’ Alessandro no logró salvar al Huesca | Foto: mundodeportivo.com

El tiempo es oro en estas situaciones y automáticamente Pedro apagó la televisión y fue a por su teléfono para contactar con el primer argentino que se le vino a la cabeza. Bueno, el primero fue Jorge D’Alessandro, pero al recordar su gestión en el banquillo oscense decidió preguntar a Leo Franco. “¿Que querés a estas horas? Tengo a los pibes durmiendo”, dijo el veterano arquero nada más descolgar el celular. Tras escuchar entre bostezos las explicaciones de su secretario técnico, Leo le contestó: “¿Y para esta pavada me llamás? Andáte a la concha pelotudo, hablamos mañana”. Al finalizar la conversación ambos decidieron que lo mejor era irse a la cama a descansar.

Al día siguiente fue Pedro el que recibió la llamada de Leo. El cancerbero sudamericano había contactado con su compatriota pero debido a la diferencia horaria no le había podido contestar antes. Leo le comunicó a su secretario técnico que Diego Milito estaría encantado de volver a España para acabar sus días como futbolista en nuestro país, pero no quería tomar una decisión hasta que no se normalizara la situación política, ya que el aspecto tributario es una condición que ahora miran mucho los futbolistas y el ministro Montoro está últimamente muy meticuloso.

Petón frenó el fichaje

Petón viendo al Huesca en Alcorcón | Foto: C.Pascual
Petón viendo al Huesca en Alcorcón | Foto: C.Pascual

Pedro le explicó a su portero que le preguntaría a Petón, que tiene amigos en todos los sitios, si podía hacer algo para asegurar la llegada del ariete. En esa conversación todo iba fluido hasta que el Consejero del Huesca preguntó a qué jugador pensaba enrolar en las filas oscenses. Cuando a José Antonio le dijeron al escuchete el nombre del delantero, saltó enfurecido gritando que era imposible y no podía ser, proponiendo a Diego Forlán para la delantera azulgrana.

“Dónde esté uno del Atleti…”, decía Petón mientras le colgaba con desidia el teléfono a Pablo Barrantes, que le debería estar llamado para entrar en directo en su insulso programa diario de 15:20 a 16:00.

En estos momentos las negociaciones con ambos jugadores están estancadas. Pedro no sabe si obedecer a su intuición o a su jefe. Mientras, el tiempo corre en contra de un Huesca que se ve que está buscando refuerzos para la delantera mientras David Mainz se muere de asco en el banquillo y en la grada.