Después de 28 jornadas de Liga Adelante, hay una cosa clara para todo aficionado oscense. Y es que la versión que puede esperar de su equipo a domicilio es completamente distinta a la que ofrece en El Alcoraz.
Tyronne en Santo Domingo frente al Alcorcón | Foto: C.Pascual
Tyronne en Santo Domingo frente al Alcorcón | Foto: C.Pascual

La SD Huesca deberá utilizar los encuentros ante Alcorcón y Mallorca en suelo altoaragónes para evitar caer en puestos de descenso y mejorar unas cifras como local que hasta el momento dejan mucho que desear. El equipo que dirige Anquela es, a estas alturas de temporada, el peor local de la Liga Adelante con tan solo 10 puntos cosechados en El Alcoraz. Por contra, el Huesca es el cuarto mejor visitante de la categoría, con 20 puntos.

En los últimos siete desplazamientos, el equipo oscense ha logrado 10 puntos, mientras que en el global de la temporada ha obtenido 20 de los 45 disputados a domicilio. Estos números contrastan con los del Alcoraz. En Huesca, los azulgranas llevan tan solo 4 puntos de los últimos 18 gracias a la victoria contra el Albacete y al empate frente al Leganés.

En todo el curso, los de Anquela solo han podido sacar 10 puntos de 36 posibles en casa, cifras extremadamente pobres si se comparan con los puntos que posee el equipo que marca la permanencia en la clasificación de local -Almería 19 puntos- o con los que el Huesca obtuvo el año pasado en Segunda ‘B’ en El Alcoraz (47), gracias a un bagaje de 14 victorias, 5 empates y ninguna derrota.

Los goles anotados y los goles encajados no difieren en grandes cifras tanto en una tabla como en la otra. En El Alcoraz, el equipo ha conseguido 13 goles en 12 partidos (1,1 gol por partido) y fuera de casa ha marcado el mismo número de goles (13) pero en dos encuentros más (15) (0,87 gol por partido). Por otro lado, las veces que el rival ha perforado la meta de Leo Franco o de Óscar Whalley en suelo oscense son un total de 16 (1,33 gol por partido), y fuera de él, de 14 (0,93 gol por partido).

Una mejoría del rendimiento en Huesca sumado a mantener la gran trayectoria de resultados a domicilio supondría conseguir la permanencia con antelación y privarse de alargar el sufrimiento hasta el final.