Diario online deportivo

Lalo Arantegui, máximo artífice de una labor extraordinaria

Tras el ascenso de categoría, la renovada junta directiva trajo consigo a Lalo Arantegui, cuyo trabajo es visible y fundamental a día de hoy.

Lalo Arantegui llegó a la SD Huesca en verano de 2015, en pleno proceso de renovación de la parcela deportiva y directiva. Junto a él, y en la parcela deportiva, Pedro Braojos. En este nuevo retorno a la Segunda División, el trabajo de Lalo ha sido muy bien valorado por la directiva azulgrana y, por supuesto, por la afición azulgrana. Jugadores como Arruabarrena, Leo Franco, Fran Mérida, Vadillo, Samu Sáiz, Melero, Alexander González o el último en llegar, Lluis Sastre han formado y forman parte de la historia del club.

Bar Álvaro

En los inicios y hasta el mercado invernal la plantilla azulgrana la conformaban varios jugadores artífices del regreso a la Segunda División. Manolo Sánchez, David Morillas, Aythami Álvarez, Tyronne o David Mainz completaron la mayor parte de la primera vuelta de la mano de Luis García Tevenet. Tras la llegada de Juan Antonio Anquela, en el tramo de invierno del curso 15/16, la situación de muchos efectivos cambió dentro del equipo y del club. Aythami, Mainz o Manolo buscaron una nueva oportunidad lejos de El Alcoraz. En aquel mercado invernal llegaron jugadores como Nagore,  Alexander González o Aguilera.

La característica de la pasada temporada era que la mayoría de aquella plantilla la componían jugadores cedidos por diferentes equipos. Tal era el caso de Christian Fernández, los delanteros Luis Fernández, Héctor Figueroa, Darwin Machís y el portero Óscar Whalley. Aquella fue una temporada de muchos cambios en lo institucional y, sobre todo, en lo deportivo. Sin embargo, todo cambió en la planificación de la presente temporada.

A día de hoy, la SD Huesca goza de un gran ambiente, característico de este club, pero hay que destacar y ensalzar la gran labor de Arantegui en la confección de una plantilla totalmente renovada en la que sus jugadores firmaron, salvo una excepción, contratos que los vinculan al club por una o más temporadas. Así, futbolistas experimentados en la categoría como Nagore, Camacho, Íñigo López, Carlos David o Samu Sáiz permanecen en el equipo, mientras que salieron del mismo Morillas, Leo Franco o Fran Mérida, entre otros.

Como caras nuevas, Javi Jiménez, Queco Piña, César Soriano, David López o Rajko Brezancic llegaron para aportar su veteranía. Por otro lado, futbolistas llegados de inferior categoría aterrizaron en el club para dar el gran salto como profesionales y, a su vez, para ser el gran descubrimiento de la afición. Jair, Sergio Herrera, Akapo y Gonzalo Melero tienen hoy un sitio fijo en este equipo, con contratos a medio plazo.

Y aparecen nombres y más nombres. Ferreiro, Vadillo y Borja Lázaro llegaron para aportar goles y buen juego. La excepción es la de Vinícius Araújo, quien llegó cedido por el Valencia CF con la aspiración por ambas partes de que el brasileño desarrolle todo su potencial con minutos de juego. Con todo ello, desde que Lalo dirige la parcela deportiva oscense, la SD Huesca de Segunda División consiguió 55 puntos en total y ocupó el 12º puesto en la pasada campaña. El equipo consiguió 48 goles, con Darwin Machís como máximo goleador con 9 dianas, al que siguieron Fran Mérida con 7 y Luis Fernández con 4 tantos.

En la presente campaña, los azulgranas acumulan 34 dianas y ocupan el décimo puesto con 35 puntos, teniendo como máximos goleadores a Álvaro Vadillo, Borja Lázaro y Melero, con 6 goles cada uno. Todo lo expuesto con anterioridad posee un denominador común que une a la SD Huesca de esta temporada y al equipo de la pasada, y no es otro que el gran trabajo de la parcela deportiva encabezada por Arantegui. Bajo su supervisión y trabajo, el Huesca ha dejado atrás los fantasmas de la Segunda División ‘B’ de una forma brillante para asentarse en el fútbol profesional.

Jugadores jóvenes, experimentados o extranjeros que están ofreciendo un buen rendimiento. Ya sean cedidos o con contrato a medio o largo plazo, todos ellos llevan el sello de Lalo, un sello de sobra conocido en esta categoría que le ha valido para ser tenido en consideración en otros equipos de la categoría.

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios