El duelo del próximo sábado, como lo fue el de la primera vuelta en Palamós, estará marcado por la novedad, y es que la UE Llagostera jamás ha disputado un partido en el estadio azulgrana.
Tyronne en Llagostera | Foto: LFP
Tyronne en Llagostera | Foto: LFP

Aquel 2-0 que tanto daño hizo a la SD Huesca y que provocó la destitución de Luis García Tevenet como entrenador del conjunto oscense, fue la primera vez en que tanto Huesca como Llagostera se veían las caras en un encuentro oficial. En esa ocasión, en la que el cuadro altoaragonés no estuvo a la altura y acabó perdiendo de forma clara, el ariete hoy desaparecido Luis Fernández tuvo que repetir hasta tres veces su lanzamiento de penalti y acabó sin convertirse en gol.

El Llagostera se llevó el primer duelo en el que las dos escuadras se enfrentaban gracias a los tantos de Pitu Comadevall y Juanjo, y esta vez es la SD Huesca quien quiere llevarse el gato al agua. Si bien el conjunto de Oriol Alsina es fuerte en su feudo, lugar en el que los azulgranas claudicaron y lo pudieron comprobar con creces, a domicilio todavía no ha ganado y eso es algo que el Huesca quiere y debe aprovechar.

Al afrontar uno de los partidos más importantes de su historia reciente, pues el Llagostera, con 33 puntos, se enfrentará a un Huesca que, con 39 puntos (los mismos que el Mallorca), marca la permanencia de la categoría, la escuadra gerundense no quiere estar sola. Es por ello que la entidad catalana ha puesto a disposición de sus socios un autobús gratuito con la entrada a parte, la cual les costará 18 euros para los adultos y 5 euros para los menores de 14 años. Para los no abonados, las entradas tendrán el mismo precio pero el autobús les saldrá por 20 euros.

El de este sábado a partir de las 18.00 horas será un duelo muy especial, y no sólo por la importantísima y vital disputa por la permanencia en la Liga Adelante, sino también porque será la primera vez que la UE Llagostera pise el verde del Alcoraz en partido oficial.