La Dirección Deportiva azulgrana ya le ha comunicado al atacante extremeño que no entra en los planes del nuevo proyecto. El jugador sí que es del agrado de Anquela, pero desde las oficinas están buscando una solución que saque a Gaspar del Huesca. El jugador llegó de la mano de Luis Helguera y es la última pieza que queda de aquel proyecto junto a David Morillas y Carlos David.
José Gaspar en Vallecas | Foto: C.Pascual
José Gaspar en Vallecas | Foto: C.Pascual

José Gaspar no cuenta para Lalo Arantegui. El Director Deportivo de la Sociedad Deportiva Huesca ya le ha comunicado al jugador natural de Cáceres que va a tener muy complicado jugar este año en la entidad oscense. Llamó la atención su ausencia ante el Athletic Club el pasado miércoles y saltaron las alarmas, ya que el atacante ha estado sonando para reforzar a más de diez equipos de Segunda División ‘B’, de entre los que destacan el Mérida AD, el Hércules CF o la SD Ponferradina.

Esta postura choca de frente con la opinión del míster, ya que Juan Antonio Albacete Anquela está encantado con el rendimiento personal y profesional del muchacho y para él, entraba en los planes de la futura campaña.

José Gaspar ya tuvo un papel muy secundario el pasado año. Con Tevenet fue indiscutible en la temporada del ascenso a Segunda y tras la marcha del técnico sevillano su protagonismo se fue reduciendo. El extremeño acabó jugando un total de 15 partidos en los que no logró anotar ningún gol.

Cabe destacar que José Gaspar fue una apuesta fuerte del que fuera Director Deportivo Luis Helguera, que se marchó del club por la puerta de atrás sin que ninguna de las partes implicadas diera muchas explicaciones. Se comenta que la relación con el resto de directivos empeoró mucho tras lograr el ascenso y al empezar a planificar la pasada temporada. Helguera le trajo del Cacereño y antes de irse, le renovó hasta 2017. Voces autorizadas afirman que tras la marcha del cántabro, los nuevos responsables han tratado de eliminar cualquier rastro del trabajo que desempeñó, siendo Gaspar el último eslabón de ese proyecto del que apenas queda nada.

El futuro de José Gaspar está en el aire. El club estaría dispuesto a finalizar el vínculo que les une, pero para ello habría que llegar a un acuerdo económico. El jugador se ha sentido muy cómodo tanto en la ciudad como en el club oscense desde su llegada, pero su nueva situación dentro de la plantilla y, sobre todo, la desaprobación del Director Deportivo, han hecho que se replantee una salida que le garantice minutos. La voluntad de Gaspar es poder cumplir su contrato en Huesca si se le tiene en cuenta para participar sobre el verde, condición que a día de hoy está muy lejana de producirse.