El equipo de Anquela, que ya consiguiese la permanencia matemática la pasada jornada en El Sadar, iguala el casillero de puntos finales (55) con la temporada 2010/11, la hasta ahora mejor de la historia en Segunda.

HUESCA-LUGO 42Si buscamos una palabra que defina de la temporada 2015/16 de la SD Huesca podría ser perfectamente ‘extraña’. Extraña por el devenir de la competición, con un equipo al que le pintaban bastos a mediados de abril cuando el Córdoba se llevaba los 3 puntos de El Alcoraz (0-2) y ocupaba puesto de descenso.

El punto de inflexión se produjo apenas una semana después con un triunfo en el Tartiere (0-1) que ni los mejores pronosticadores de apuestas hubieran imaginado. Desde aquel 23 de abril los números son abrumadores: 6 victorias, 1 empate y 1 derrota, a ritmo de líder.

Aquel soniquete que clamaba campo tras campo tras ser visitado por el Huesca comenzaba a dar sus frutos: “Tenéis unos grandes jugadores para esta categoría, no nos explicamos como estáis allí abajo”. Los Mérida, Machís, González, Sáiz, Franco y compañía por fin habían cuajado la idea de un técnico que según sus palabras, “se vio más dentro que fuera” en aquel mes clave.

La fantástica racha que culminó con la victoria ante un Lugo que venía a Huesca de vacaciones arroja un balance total de 55 puntos conseguidos en 42 jornadas. Cifra que iguala los números de la campaña 2010/11, la más productiva de la SD Huesca hasta la fecha. En cuanto a la posición final (12º), anecdótica en lo deportivo aunque no tanto en lo económico, se convierte en el segundo mejor registro de la historia reciente del club, solo superada por aquel primer curso (2008/19) del ‘sueño’ en la que el equipo acabó 11º con 2 puntos menos, 53.

Sea como fuese, el objetivo de la campaña del retorno a Segunda quedó más que cumplido. Se abre ahora ese periodo especial de rumores, fichajes, idas y venidas, y sobre todo de ilusiones. La ilusión de una afición que nunca dejó de creer y que hoy más que nunca, viendo la azaña del Leganés, cree que es posible. ¡Soñemos juntos!