Con su empate en el día de ayer contra el Zaragoza, la Sociedad Deportiva Huesca alcanza por vez primera en esta temporada los tres goles en un partido.
Figueroa celebra su gol al Real Zaragoza | Foto: C.Pascual
Figueroa celebra su gol al Real Zaragoza | Foto: C.Pascual

No es solo sumar en un estadio muy difícil ante uno de los mejores equipos de la categoría y rival regional. Es que por fin, los de Juan Antonio Anquela, han logrado sumar tres goles en un partido en esta reciente temporada 2015/16 en Segunda División. Lo máximo logrado hasta ahora fueron los dos goles que hicieron los azulgrana a en Almería el pasado mes de diciembre y contra Numancia y Alavés (primera jornada) en El Alcoraz.

Contra los vitorianos, en el primer partido del Huesca en su retorno a la Liga Adelante, los goles de Christian Fernández y Samu Sáiz no llegaron a significar ningún punto, simplemente meter el miedo en el cuerpo a los de Bordalás, ya que los altoaragoneses se pusieron 0-3 abajo en el 67′. Contra Numancia y Almería, sin embargo, sí significaron tres puntos, siendo curioso que ante el Zaragoza, que se alcanzaron por vez primera los tres tantos, no haya sido así.

Ante los sorianos llegó la primera victoria de la temporada para los de Tevenet en El Alcoraz (octubre) tras las cosechadas en Mallorca y Alcorcón, gracias a las dianas de Fran Mérida y David Mainz; además, se consiguió mantener la portería a cero. En Almería, los tres puntos significaron un soplo de aire fresco para los de Anquela, que sumaba su segundo partido de Liga al frente del banquillo oscense después de la derrota contra el Mirandés y el partido de Copa ante el Villarreal; finalizó 1-2, con goles de Darwin Machís y Luis Fernández de falta que, al igual que le ocurrió ayer al Zaragoza, hizo que lo que brillase fuese la efectividad del equipo por encima del juego mostrado sobre el césped.

En La Romareda se batió esa firma. Los dos goles de Mérida y Figueroa en un minuto, que remontaron el choque y lo pusieron 1-2 a favor del Huesca, y el de Carlos David en la última jugada del choque que supuso el 3-3 final, hacen que por fin los azulgrana puedan presumir de saber hacer gol, la principal crítica que ha recibido el equipo en lo que llevamos de temporada y para lo que la dirección técnica está buscando soluciones. El Huesca, con diecinueve dianas, es el tercer equipos que menos goles anota de toda la Segunda División, y Darwin Machís su pichichi.