Gradas de El Alcoraz | Foto: Cordón Press
La SD Huesca necesitará sacar los mejores resultados posibles en su feudo si quiere lograr la permanencia y asegurarse un puesto en la categoría de plata de cara a la próxima temporada.
Foto: C.Pascual
Foto: C.Pascual

Son 5 los encuentros que le restan al conjunto oscense en su estadio. Córdoba, Llagostera, Almería Zaragoza y Lugo serán los rivales que visiten El Alcoraz antes de que finalice la presente campaña. A pesar de la importante victoria ante el Gimnàstic de Tarragona (2-0), el Huesca sigue siendo el peor local de la Liga Adelante y, ante esta situación, los azulgranas deberán conseguir los máximos puntos posibles para hacer de su feudo, en estas últimas fechas, el fortín que no ha sido en el resto del curso.

La SD Huesca solamente ha ganado 4 partidos en casa: 2-0 ante el Numancia, 3-1 contra el Albacete, 1-0 frente al Alcorcón y 2-0 ante el Nàstic. Un total de 16 puntos de los 48 disputados en El Alcoraz, y esta es una de las causas de la situación en la que se encuentra el equipo oscense en la tabla clasificatoria. También en Huesca, los azulgranas han empatado en 4 ocasiones y han perdido en 8, siendo el equipo que menos ha ganado y que más ha perdido en su estadio.

La primera piedra de las últimas cinco que le quedan al cuadro altoaragonés parece será la más complicada. El Córdoba, que visita Huesca el próximo domingo, vendrá con ganas de resarcirse de sus últimos malos resultados para regresar al ‘playoff’ de ascenso a Primera División y, además, es el tercer mejor visitante de la categoría, con 23 puntos lejos de El Arcángel y 6 victorias.

Sin embargo, cabe destacar que el Huesca ha cambiado la tendencia y suma ya más puntos en casa en esta segunda vuelta (9) que en toda la primera (7) Además, será en su terreno de juego donde los de Anquela reciban a dos contrincantes directos por la permanencia, como lo son el Almería (19º con 34 puntos) y el Llagostera (21º con 31 puntos), para acabar enfrentándose al Real Zaragoza en el derbi aragonés y al Lugo de José Durán.

A domicilio, el Huesca se verá las caras con rivales más duros que los que visitarán El Alcoraz, pues todos ellos se encuentran en posiciones de ascenso o cerca de estas. Estos son el Oviedo (3º con 52 puntos), el Mirandés (10º con 47 puntos), el Leganés (1º con 57 puntos) y Osasuna (7º con 47 puntos).

  • Fernando Escartín

    Efectivamente, hay que aprovechar al áximo la dinámaica conseguida en el partido del otro día y procurar mantener la calma y la concentración. Se ha demostrado que hay equipo (¡cuánta falta hacía una inyección de moral así para creérselo algunos desconfiados!) y por tanto se han de aprovechar las ocasiones.

    Huesca, el Alcoraz, en este tramo final de liga ha de ser un fortín. Sí o sí hemos de vencer a Almería y Llagostera. Y aprovechar ya los malos aires que corren por Córdoba, confirmar que encajan goles (¡ojo, que también los marcan!) para hacernos con los tres puntos.

    Hemos de ir día a día, partido a partido, pero sin dejar de vista que nuestro campo ha de ser, de una vez por todas esta temporada, terreno prohibido para los visitantes.

    Y somos parte implicada todos, como se demostró el otro día: desde el primer aficionado al último jugador, pasando por todos los estamentos del club y prensa oscense. Aquí todos hemos de remar en la misma dirección.

    Ánimo a todos, que podemos.