Mesa redonda Quebrantahuesos | Foto: PC Edelweiss
Ayer en el Auditorio de Sabiñánigo se cerraron los actos conmemorativos de las bodas de plata de la Quebrantahuesos. Hubo una mesa redonda y la entrega de diversas distinciones a voluntarios, patrocinadores, instituciones y medios de comunicación.
De izda a dcha: Joseba Beloki, Javier Moracho, José Luis Rodrigo, Javier Moracho y Fernando Escartín | Foto: Sonia Lacasta
De izda a dcha: Joseba Beloki, Javier Moracho, José Luis Rodrigo, Javier Moracho y Fernando Escartín | Foto: Sonia Lacasta

El Auditorio de Sabiñánigo fue testigo ayer noche del último de los actos que la Peña Ciclista Edelweiss había programado a lo largo del año para conmemorar las primeras 25 ediciones de la Marcha Cicloturista Internacional Quebrantahuesos. Como acto estrella, se celebró una mesa redonda moderada por José Luis Rodrigo y que contó con unos ilustres invitados del mundo del ciclismo como fueron los exprofesionales Óscar Pereiro, ganador del Tour de Francia en 2006, el vasco Joseba Beloki con tres podiums en Paris entre los años 2000 y 2002 y Fernando Escartín, tercero y vencedor de la etapa reina en el Tour del 99. A ellos se unió otro excelso deportista altoaragonés como fue el atleta montisonense Javier Moracho.

Dicha mesa sirvió para hablar de deporte, de ciclismo, pero sobre todo se habló de la Quebrantahuesos y de Sabiñánigo. Del pasado, del presente y del futuro del ciclismo en Sabiñánigo, con la próxima edición de la Quebrantahuesos y la etapa de La Vuelta que saldrá de la capital serrablesa. Los ponentes destacaron la gran labor llevada a cabo por la PC Edelweiss y los habitantes de Sabiñánigo y comarca para hacer de este gran evento ciclista una referencia a nivel mundial. Son muchas las anécdotas a lo largo de 25 años que ayer se recordaron en el Auditorio de Sabiñánigo, como son muchas las que están por venir en los próximos 25 años.

Voluntarios QH 25 años| Foto: Sonia Lacasta
Voluntarios QH 25 años| Foto: Sonia Lacasta

A la finalización de la mesa redonda y tras la presentación de diversos videos que recordaban en imágenes la historia de la prueba, comenzó el acto de entrega de placas conmemorativas en reconocimiento a la labor llevada a cabo por las distintas instituciones, tanto españolas como francesas, que han ayudado a hacer grande a la Quebrantahuesos. Los patrocinadores, sin cuya aportación económica la prueba tampoco hubiera podido crecer, y los medios de comunicación, por su labor informativa, también vieron recompensada de esta forma su aportación en estos primeros 25 años.

Por último hubo un reconocimiento muy especial con la entrega de un diploma enmarcado y un dorsal personalizado a los voluntarios que han estado al lado de la Quebrantahuesos en todas y cada una de las 25 ediciones, así como a los cicloturistas que han finalizado todas las ediciones.