El banquillo del Bada Huesca celebra una victoria de esta temporada. Foto: sporthuesca.com
El Bada Huesca ha vencido en los dos enfrentamientos que ha disputado en casa. Los oscenses se sitúan en novena posición con una victoria de ventaja sobre el descenso.

Tras disputar las cuatro primeras jornadas de liga, el Bada Huesca ha mostrado cuáles son sus puntos fuertes y los puntos débiles. Los resultados obtenidos hasta ahora reflejan que el conjunto de José Nolasco saca el máximo partido del factor cancha, ya que la actuación del equipo mejora de forma sustancial sobre la cancha del Palacio de los Deportes.

El pasado viernes se logró una cómoda victoria ante el Balonmano Cangas -equipo que estuvo gran parte de la temporada pasada en cuarta posición- gracias a la gran aportación de Daniel Arguillas. El guaradmeta, que reconoció la importancia de cuajar “un partido así”, registró un 41% de paradas que resultaron vitales para que los gallegos no sobrepasaran los 30 goles.

Esta triunfo se suma al que se consiguió durante la segunda jornada, ante un Balonmano Benidorm que dominó durante gran parte del encuentro. En aquella ocasión el equipo altoaragonés ganó más por corazón que por méritos deportivos. Todo lo contrario sucedió el viernes, cuando se pudo ver a un Bada Huesca unido, que elaboró buenas jugadas en ataque y en el que destacó el acierto bajo los palos.

Sin puntuar fuera de casa

El punto más negativo de este arranque de temporada para el Bada es que todavía no se ha conseguido puntuar lejos de casa. Las abultadas derrotas ante Cuenca y Atlético Valladolid -dos rivales en teoría asequibles para los oscenses- dejaron malas sensaciones. Como visitanes, los rojillos no han encontrado su juego y han sido incapaces de plantar cara al rival. Una faceta que deberá trabajar Nolasco para poder lograr el objetivo marcado todos los años al principio de la campaña: la permanencia.

Para colmo, el equipo viajará esta semana a Burgos para jugar contra el Villa de Aranda, que tras las primeras jornadas de liga sigue invicto y se coloca en tercera posición de la tabla. A pesar de la complejidad que supone este reto, el partido ante los arandinos medirá el rendimiento del equipo lejos de tierras altoaragonesas. Hasta el sábado, el técnico del equipo oscense dispondrá de cinco días para concienciar a unos jugadores motivados por la reciente victoria, que coloca al Bada en novena posición con cuatro puntos, dos más sobre el equipo que marca el descenso.