Marcha Cicloturista BTT Las Grullas | Foto: CAH Huesca
Turismo Villanua
Este domingo se celebró la octava edición de la Marcha Cicloturista BTT de las Grullas en Montmesa con un éxito absoluto, tanto en la participación como en la organización. La comarca de la Hoya de Huesca organizó, con la colaboración del Ayuntamiento de Lupiñen, Ortilla, Montmesa y Nuevo, la asociación Alberca de Alboré y el asesoramiento técnico del Club Atletismo Huesca, dos rutas de BTT en las que, a pesar de las inclemencias meteorológicas, la asistencia estuvo cerca del récord de las ediciones anteriores, llegando a un total de 352 ciclistas inscritos.

La lluvia caída en los días anteriores, y el barro, fueron los protagonistas en una jornada de cielo cubierto y de temperaturas bajas, no permitiendo que tanto niños como adultos disfrutasen tanto de la ruta como en años anteriores. A las 10.00, respetando el horario establecido, comenzó la Ruta Larga de las Grullas. Los bikers se enfrentaban a una  circular de 30 kilómetros con 402 metros de desnivel, en la que se tuvieron que eliminar diferentes tramos por los que no podían pasar los vehículos de asistencia sin quedar atascados en el recorrido, con el barro y los charcos presentes en algunos caminos. La marcha circuló neutralizada a una media de más 24 km/h en el grupo de cabeza, realizando paradas de agrupamiento en los avituallamientos, completando los primeros el recorrido en poco más de 1 hora y 10 minutos. La mayoría de los corredores circularon a un ritmo inferior disfrutando del paisaje en los caminos del Castillo de Artasona, los Viñedos de Edra, de la divertida subida al Saso de O´Lugaré y de los avituallamientos preparados por los voluntarios de Montmesa.

Un total de 211 bikers disfrutaron de la ruta más larga sin accidentes, con un solo abandono y con varias averías mecánicas que se pudieron solventar durante el recorrido.

A las 10,15, con quince minutos de diferencia con respecto a la ruta larga, daba comienzo la Ruta Corta de las Grullas con un total de 141 participantes, entre los que se encontraban gran número de familias, padres, madres e hijos que se enfrentaban al reto de terminar una ruta circular de 15,5 kilómetros y 157 metros de desnivel que circulaba por los alrededores de Montmesa, llegando al mirador de Antonié en plena Alberca de Alboré. Familias de Montmesa, Huesca, Yéqueda, Jaca, Barbastro y Tardienta coincidieron en una ruta familiar con muy buen ambiente.

Hay que destacar el esfuerzo que realizaron los ciclistas más pequeños, entre 8 y 10 años, finalizando la ruta sin problemas y disfrutando de un evento con tanta participación. Mención especial merece el Ayuntamiento de Montmesa y la Asociación de la Alberca de Alboré, con su trabajo desinteresado, agasajando a todos los participantes con unos excelentes avituallamientos y una espectacular paella al finalizar la prueba.

Destacar también la labor de los colaboradores de la comarca de la Hoya y del Club Atletismo Huesca, Inizia Turismo y Medio Ambiente y Ciclos Alonso, ya que sin ellos resultaría más complicado seguir creciendo dentro del abanico de pruebas populares.

sporthuesca.com
Redacción sporthuesca.com | Periódico Deportivo Independiente | Somos Huesca, Somos Deporte