Jorge Mora busca sacar la redonda a Lucas en el partido de ida contra Guadalajra. Foto: C. Pascual
Turismo Villanua
Acabó con un buen registro personal en la ida de la eliminatoria de Copa del Rey contra el Guadalajara. Fue clave en el inicio del partido sacando muchas bolas, aunque Jorge Gómez sabe que la renta de dos goles para el partido de este sábado donde hay que comprar el billete para la final a ocho de este torneo es escasa. Tocará sufrir.

Y a la dificultad del rival habrá que sumar el cansancio acumulado. Los dos equipos llegan a la cita de este sábado con tres partidos en sus piernas. Nada más concluir el partido, Jorge Gómez valoró el buen inicio del encuentro y los minutos de la segunda parte donde con el resultado adverso el equipo respondió y abrió diferencias en el electrónico, aunque no definitivas. “A veces creo que les hemos dado alguna facilidad. Sobre todo, en el inicio de la segunda parte donde hemos perdido algunos balones que les han permitido hacer contras fáciles”, señala.

La lectura positiva que hace del encuentro es que “el sábado tenemos que salir a muerte. Tenemos dos goles de ventaja, pero es como si saliéramos a cero”. Por su experiencia, la dureza de jugar tres partidos en siete días puede pasar factura al equipo. El portero desliza que jugar contra un mismo rival 48 horas después no es precisamente de su agrado. La razón es que “sueles ir con la idea fija de lo que ha pasado en el partido de ida y luego la gente cambia el tiro o hace otras cosas”.

Respecto a la polémica que se vivió entre Marco Mira y Márquez con empate a 20 en el electrónico y desde su posición e portero, Gómez señala que “creo que ha sido piscinazo de Márquez. Creo que ha ido a buscar a Mira. Los árbitros no suelen sacar esos dos minutos por simular y luego ya lo del banquillo sí que me quedaba lejos y no lo he visto bien. Pero bueno, la roja esa, pues bueno, para mí un poco de espectáculo”.

El Bada Huesca ha retrasado el entrenado de esta tarde y lo ha comenzado media hora después de lo habitual para recuperar a los jugadores. Es lo que se suele llamar un entreno activo. A 48 horas de la cita decisiva, Nolasco esboza que instalado el cansancio en ambos bloques, la clave del desenlace de la eliminatoria estará “en la calidad de los jugadores”.