Piña de los jugadores del Bada al término del entreno de esta tarde. Foto: sporthuesca.com
El lateral zurdo del Bada Álex Marcelo sufre una rotura de 5 milímetros y esta tarde ha entrenado con el equipo, que este miércoles visita Bodegas Enate.

La ecografía practicada a Alex Marcelo desvela que el lateral zurdo del Bada Huesca tiene una rotura de 5 milímetros en su cuádriceps derecho. El descanso desde el pasado miércoles le ha venido bien y con un vendaje todo solucionado. Esta tarde ha entrenado con el resto de sus compañeros. Quien sigue acelerando su “readaptación a la pista”, en palabras del preparador del equipo, José Francisco Nolasco, es el extremo Carmona. El trabajo se intensifica y a la recuperación con el preparador físico Pedro Barrio se ha sumado otro de la clínica de Fernando Sarasa. En principio, el resto del equipo se entrena sin más problemas, aunque atentos a Dijà y Arguillas que también tuvieron minutos de atención específica por distintas molestias.

En la cuarta semana de preparación física, el técnico no esconde cierta satisfacción por ver cómo evoluciona el equipo. Especialmente, porque a diferencia de las dos pretemporadas anteriores, el bloque no presenta más problemas que los lógicos golpes de los entrenos o de los partidos amistosos. Y no cabe duda de que así se quiere seguir. Tan solo se está a la espera de la llegada de Teixeira, el próximo día 25.

 La carga física tendrá este miércoles un asueto con la visita a bodegas Enate. Allí, en el corazón de la DO Somontano tendrá visita a las instalaciones y una comida. El objetivo no es otro que seguir cosiendo el equipo tanto dentro como fuera del vestuario.

Y el viernes tocará autobús rumbo a Santander. En principio, su hoja de ruta es salir hacia las 10.00 y afrontar el primer amistoso del triangular del Torneo Año Jubilar Lebaniego contra el BM Sinfín por la tarde a las 20.00. El sábado, a las 18.00, será el encuentro contra el Villa de Aranda. Los partidos se jugarán en el pabellón La Albericia.