Foto: www.laliga.es
La entidad azulgrana no incorporó al central que tenía previsto en el último día de mercado, dando la plantilla por cerrada, quedando en 24 futbolistas. Así pues, los zagueros que tiene el plantel serán los encargados de defender a los oscenses en cada partido.
Christian Fernández reclama al línier en el partido ante el Albacete | Foto: eldigitaldealbacete.com – Hugo Piña
Christian Fernández reclama al línier en el partido ante el Albacete | Foto: eldigitaldealbacete.com – Hugo Piña

Seis son los defensas que acumula la SD Huesca en su plantilla. Dos laterales derechos, Aythami y Óscar Ramírez; dos centrales derechos, Íñigo López y Carlos David; un central izquierdo, Christian Fernández y un lateral izquierdo, David Morillas. A ellos se les puede sumar tanto Manolo como Valentín en caso de necesidad, pues ambos podrían actuar como defensas centrales.

La zona defensiva es la única demarcación del conjunto azulgrana cuyos futbolistas no están ‘doblados’: así como Aythami comparte posición con Ramírez y Carlos David hace lo mismo con Íñigo, tan sólo se cuenta con un central izquierdo, que es Christian, y un lateral izquierdo, que es Morillas. En el caso que Christian causase baja, el suplente de los centrales derechos supliría esa ausencia, y en el caso de que quien no pudiera jugar fuese David Morillas, sería Christian -que también puede actuar como lateral izquierdo- quien ocuparía esa posición. Pero, en la ocasión en la que ni Christian ni Morillas jugasen, ahí el conjunto de Tevenet tendría un serio problema.

Solamente se han jugado dos jornadas de liga, en las que el Huesca ha caído derrotado en El Alcoraz frente al Alavés y ha empatado en el Carlos Belmonte ante el Albacete. Tanto el ataque como la medular son posiciones que los azulgranas tienen perfectamente cubiertas, tanto en cantidad como en calidad. Hay jugadores completísimos y cualquiera de ellos puede resolver la papeleta y dar la talla. No obstante, la zaga oscense ofrece una fragilidad defensiva patente.

Íñigo fue el señalado frente al Alavés | Foto: C.Pascual
Íñigo fue el señalado frente al Alavés | Foto: C.Pascual

La portería, cosa de Leo Franco y Whalley, no ofrece dudas más allá de la elección de uno de ellos, pues uno u otro será titular y cumplirá con lo mandado. Pero, la defensa, es distinta. Ante el conjunto vasco, el Huesca sufrió mucho atrás, carente de salida de balón y de fortaleza, siendo claramente superado y sin alternativas. Íñigo López fue el gran señalado y se quedó fuera para el siguiente partido. En Albacete, los de Tevenet mejoraron, donde pudo debutar Carlos David, pero la retaguardia no ofrece las máxima garantías como para poder competir en las mejores condiciones en Segunda División.

Veremos cómo cumple la SD Huesca este próximo sábado en su feudo frente al Tenerife, y con todos los zagueros disponibles, sabremos qué línea defensiva alinea el míster Tevenet. A día de hoy, parece que Carlos David parte con ventaja respecto a Íñigo López y, como Christian y Morillas no tienen competencia, son y seguirán siendo titulares. El otro debate es el de Aythami u Óscar Ramírez. En las próximas semanas saldremos de dudas.

Compartir
01/11/1995, Barcelona | Jefe Sección SD Huesca en SPORTHUESCA.com Entrenador de fútbol (Alevín 'A' e Infantil 'B' en CE Vila Olímpica) Estudiante de Humanidades en Universitat Pompeu Fabra Trabajador en Mediacoach (Mediapro)