Foto: Laura Cereza
El refuerzo en la formación de jugadores uno de los objetivos de la temporada.
Foto: Laura Cereza
Foto: Laura Cereza

La empresa oscense Lasaosa Productos Químicos es, un año más, el gran ‘mecenas’ de las categorías inferiores del BM Huesca. La compañía sigue dando su apoyo a un proyecto que cada temporada se refuerza, y en la actual cuenta con 9 Equipos de Base -que reciben el nombre de Lasaosa- y otros 7 dentro del Proyecto DiverBalonmano. En este curso, además, se ha querido dar un salto de calidad en la base, incrementando las horas de preparación y la formación de los técnicos.

“Queríamos centrarnos en el trabajo, aumentar los entrenamientos y la calidad de los mismos. Así, hemos conseguido que se estén realizando cuatro sesiones por semana, y que en algunos casos se refuerza hasta con la participación en entrenamientos de categorías superiores”, explica Néstor Oliva, coordinador de la cantera del club, en referencia a los 9 conjuntos -tres infantiles, tres cadetes, uno de ellos femenino, otro juvenil y el senior de Segunda Nacional-, que ya están nutriendo a las diferentes selecciones autonómicas.

En el proyecto de Diverbalonmano también se están realizando más encuentros, para que los niños ganen ya no tanto en competitividad como en calidad, permitiendo un mayor progreso a los siete grupos. “Antes haciamos convivencias más puntuales, mientras que en esta campaña buscamos hacerlo de manera más regular”, destacó Oliva.

José Antonio Lasaosa habló en representación de la empresa patrocinadora, que también ejerce de apoyo personal en el primer equipo a Marco Escribano, paradigma del trabajo con la base que se realiza desde el club. “Es un orgullo poder continuar dando respaldo a un proyecto tan serio, que se ve reforzado con la presencia de chavales ya entrenando y jugando con el primer equipo. Es una apuesta por formar a la gente, en la que se cuida no solo el aspecto competitivo, sino también de formación”, consideró, y destacó su voluntad de seguir apoyando al club muchos años más tanto al equipo de élite, a través de Marco Escribano, como a las categorías inferiores, donde hay un trabajo más altruista”, añadió.

El propio Escribano habló de “trabajo fructífero en las categorías inferiores”, que se refuerza tanto con su propia presencia en la primera plantilla como la de Jorge Lafuente, al que recientemente se le ha hecho ficha con el equipo de Asobal. También Jorge Garzo está entrenando a diario y ha entrado en varias convocatorias, al igual que algún otro jugador lo hace de manera más puntual como el caso de Javier Inglada o Jorge Royan.