Kiko Navarro se adjudica en solitario la primera edición del durísimo Trail Valle de Tena. Sergio Cazcarro hace lo propio en la 4K.

Este fin de semana se ha estrenado el Trail Valle de Tena (78 kms 6.700 D+), una prueba que a tenor de lo visto ha venido para hacerse un nombre en el cada vez más apretado calendario de las carreras de montaña. Con salida y llegada en Panticosa, la 8K se adentraba de madrugada por las montañas panticutas buscando los ibones de Catieras y Brazatos, para a continuación bajar al Balneario de Panticosa. Las diferencias entre los primeros clasificados eran mínimas aunque para el resto en ese punto la carrera ya se había convertido en un auténtico rosario de corredores, ya que la primera mitad del trazado era donde se iban a encontrar las zonas más técnicas con un terreno dominado por la roca y los grandes bloques.

Kiko Navarro en meta | Foto: Chabier Miguel
Kiko Navarro en meta | Foto: Chabier Miguel

Llegada al Balneario de Panticosa, lugar donde comenzaba la dura ascensión al Garmo Negro que con sus 3.051 metros marcaba el techo de la prueba. Un tanto que se ha anotado la organización ya que muy pocas pruebas en el Pirineo alcanzan cotas por encima de los tres mil metros. Sus 1.400 metros que de repente se vienen encima parecieron calmar los ánimos de los corredores y no hubo la batalla que entre ellos se podía esperar, aunque la rápida ascensión que hizo el francés Nicolas Darmaillac le valió para liderar la prueba. Para el resto, para los que su único objetivo era llegar a meta, si fue el primero de sus calvarios. A continuación, tras bajar y pasar por el nuevo Refugio de Bachimaña, se siguió en continuo ascenso hasta alcanzar el collado de Tebarray, a 2.782 metros. Así se daba acceso al sector sallentino, que sería donde la carrera se definiría, ya que en palabras de Kiko Navarro nada más cruzar la línea de meta: “Había visto en las anteriores subidas como algunos de los que venían conmigo se descolgaban, y siendo que no soy buen bajador, decidí cambiar de ritmo en la subida al collado de Musales”. De esa forma gestó la que sería una de las victorias más importantes de su trayectoria deportiva.

Kiko Navarro: “Decidí cambiar de ritmo en la subida al collado de Musales”

Nerea Martínez | Foto: Chabier Miguel
Nerea Martínez | Foto: Chabier Miguel

Consiguió una ventaja que rondaba los diez minutos, la cual fue gestionando inteligentemente en las posteriores ascensiones a los collados de Foratata y La Plana. Pudo disfrutar de un tranquilo descenso hasta entrar en solitario por las calles de Panticosa y alzarse con esta primera edición del Trail Valle de Tena. Eran casi las siete de la tarde del sábado cuando llegó Kiko Navarro, a partir de entonces el goteo de corredores continuó tarde, noche y día, hasta que los últimos clasificados lo hicieran pasado el mediodía del domingo.

En categoría femenina victoria indiscutible para la favorita Nerea Martínez que hacía su llegada en torno a las once de la noche. Con más de una hora de retraso hacía acto de presencia en meta la segunda clasificada Aran Larrañaga.

4K

Era la hermana pequeña, pero no por ello menos importante, ya que con salida en el Balneario de Panticosa compartía desde Bachimaña recorrido con la grande, la 8K, para un total de 47 kilómetros y unos 3.300 metros de desnivel positivo. La victoria correspondió a un Sergio Cazcarro que aprovechó su buen momento de forma para imponerse a corredores con más nombre como Egoitz Aragón o Pablo Criado que no pudieron seguir su ritmo en la segunda mitad de carrera.

En féminas enorme actuación de Laura Sola que venció con un margen superior a la hora y media, llegando en cuarta posición en la general de la 4K, a escasos dos minutos del pódium masculino.

La organización

Trail Valle de Tena | Foto: Chabier Miguel
Trail Valle de Tena | Foto: Chabier Miguel

Algo habrá que decir también de la organización del Trail Valle de Tena, más si cabe cuando tras completar uno de los recorridos más duros que se pueden encontrar en el Pirineo, todos y cada uno de los participantes elogian cada detalle de la prueba. Desde el paisaje, pasando por el marcaje del recorrido, hasta la amabilidad de los voluntarios y la calidad de los avituallamientos. Símbolo de que una gran prueba ha nacido. El duro trabajo llevado a cabo por Óscar Pérez, auténtico alma mater de la carrera, y Jesús Puente parece haber obtenido ya sus primeros frutos. Por último reseñar que la prueba contaba con el apadrinamiento de dos grandes titanes de la montaña, como eran el legendario italiano Bruno Brunod, pionero del skyrunning allá por los noventa, célebre, entre otras cosas, por ostentar durante años el record de ascenso y descenso del Cervino hasta que hace poco fuera batido por Kilian Jornet, y la veterana corredora navarra de ultras Nerea Martínez. El primero completó el recorrido de la 4K y Nerea, como ya hemos contado, venció en la 8K femenina.

Clasificaciones 8K

1 – Kiko Navarro 13h 52′ 39″

2 – Sergio Luis Tejero 14h 06′ 00″

3 – Jordi Ramot 14h 21′ 04″

Femenino:

1 – Nerea Martínez 17 h 50′ 14″

2 – Aran Larrañaga 19 h 16′ 15″

3 – Teresa Forn 21h 31′ 03″

Clasificaciones 4K

1 – Sergio Cazcarro 6h 32′ 05″

2 – Egoitz Aragón 6h 42′ 33″

3 – Pablo Criado 7h 01′ 28″

Femenino

1 – Laura Sola 7h 03′ 14″

2 – Gisela Soley 8h 35′ 21″

3 – Marisa Díaz 9h 06′ 43″

.