Foto: Marca
Llega la cuadragésimo segunda y última entrega de la sección “Jugador Estrella del Rival” donde repasaremos la trayectoria del jugador estrella del equipo con el que se enfrente la SD Huesca. En esta entrega hablaremos de Roberto Fernández, veterano portero lucense del CD Lugo.
Roberto en su etapa en el Granada CF | Foto: que.es
Roberto en su etapa en el Granada CF | Foto: que.es

Si en la primera vuelta hablábamos de Jonathan Pereira, esta vez tenemos que hablar del meta Roberto Fernández. Relegado al banquillo durante la mayor parte de la temporada gracias al buen hacer del otro portero de la entidad rojiblanca, José Juan, el míster Durán le está dando la oportunidad a Roberto de disfrutar en estas últimas jornadas como guardameta titular de la entidad gallega.

Roberto Fernández Alvarellos (Chantada, Lugo, 1979) es el jugador estrella del próximo rival de la SD Huesca, el Club Deportivo Lugo. Se trata de un portero veterano, con experiencia en Primera División, que ha vuelto para retirarse al equipo de su tierra. El míster gallego, José Antonio Durán, le está dando la oportunidad de disputar estos últimos encuentros de la temporada, dándole descanso al que ha sido el meta titular durante toda la temporada, José Juan.

Roberto Fernández se formó en las categorías inferiores del RC Celta de Vigo, hasta que fue traspasado al Real Sporting de Gijón en el año 2002. Desde su llegada se convirtió en un pilar fundamental en las alineaciones del conjunto asturiano. En la temporada 2003/04 superó el récord de imbatibilidad del club al mantenerse durante 727 minutos consecutivos sin recibir un tanto; superando así a Emilio Isierte, que dejó la marca en 704 minutos. Finalmente la racha se prolongó hasta os 831 minutos.

Dos años más tarde, recibió el trofeo Zamora al portero menos goleado de la Segunda División, defendiendo también la portería del Real Sporting. En la temporada 2007/08 consiguió el ascenso a la Liga BBVA con el Real Sporting, pero decidió no continuar, fichando por el Club Atlético Osasuna, con el que debutó en Primera División en un partido que enfrentó al conjunto rojillo con el RCD Espanyol.

En 2010 firmó por 3 temporadas con el Granada CF, contribuyendo a la clasificación del conjunto granadino para el encuentro final de la promoción tras anotar un gol y detener uno de los lanzamientos en la tanda de penaltis ante el Celta. El 18 de junio de 2011 logró su segundo ascenso a Primera y en la temporada 2012/13 fue titular en catorce partidos con el cuadro nazarí, marca que superaría la campaña siguiente, cuando disputó 32 encuentros.

Al finalizar su contrato con el Granada, fichó la temporada pasada por el club de su ciudad, el CD Lugo, en el que está ejerciendo hasta la fecha.