Juli, celebrando un tanto con el Alavés | Foto: Argazki Press
Llega la vigésimo segunda entrega de la sección “Jugador Estrella del Rival” donde repasaremos la trayectoria del jugador estrella del equipo con el que se enfrente la SD Huesca. En esta entrega hablaremos de Julián Cerdá, más conocido como Juli,  jugador del Deportivo Alavés que se desenvuelve como mediapunta y que está siendo un fijo en las alineaciones del míster Pepe Bordalás.
Juli, en un partido de esta temporada | Foto: Twitter Oficial del Alavés (@Alaves)
Juli, en un partido de esta temporada | Foto: @Alaves

Si en la primera vuelta destacábamos a Gaizka Toquero, en esta segunda debemos mencionar a Juli. Julián Cerdá Vicente (Alcoy, Alicante, 1981)  juega en la posición de mediapunta  en el próximo rival de la SD Huesca, el Club Deportivo Lugo. Se trata de un un jugador muy habilidoso y con una gran visión de juego, que está ayudando a que el conjunto albiazul esté donde está a estas alturas de campaña.

Juli se formó en las categorías inferiores del equipo de su ciudad, Alcoy. En primer lugar jugó en categoría de juvenil con el Alcoy CF y posteriormente firmó definitivamente con el club más importante del municipio, el CD Alcoyano. Desde la categoría de juvenil dio el salto al primer equipo en un partido ante el Puebla Larga en Tercera División.

La próxima parada en su carrera deportiva sería en 2002, cuando firmó por el Alicante CF para jugar en Segunda División B. Allí estuvo durante tres temporadas. La primera de ellas, y con tan solo 20 años de edad, disputó un total de 11 partidos y anotó 4 goles. La segunda, una vez ya consolidado en el equipo, anotó 6 en 30 partidos y en la última 5 goles en 34 partidos disputados. En la temporada 2004/05 pasaría a formar parte de la plantilla del CD Castellón, con el que consiguió el ascenso a Segunda División anotando 3 goles en 34 partidos y siendo un titular indiscutible en los planes del técnico albinegro.

La temporada siguiente fichó por el Bernidorm, donde jugaría hasta la temporada 2007/08, una estancia de dos años en la que anotó 15 dianas. De allí pasaría a fichar por el Polideportivo Ejido, volviendo a jugar en Segunda División. Con el club almeriense disputó dos temporadas. En la primera anotó 5 tantos, aunque fue imposible evitar el descenso. La segunda temporada, ya en Segunda División B, anotó 4 goles en 37 partidos. Daría un salto en su carrera cuando fichó por el Elche CF de Segunda División, donde anotó 8 goles en 38 jornadas que le sirvieron como trampolín para fichar por el Rayo Vallecano, con el que ascendió a Primera División.

Su debut en primera con el club franjirrojo tendría que esperar, ya que la entidad vallecana decidió cederlo al Asteras Tripolis de la Super Liga Griega. En agosto de 2012 se desvinculó del Rayo para fichar por la AD Alcorcón, donde jugó dos temporadas anotando 7 tantos en cada una de ellas.

Su última parada está siendo Álava, donde está siendo uno de los pilares fundamentales del equipo de Bordalás en su lucha por conseguir el ascenso directo a Primera División.