Han pasado 8 años desde que Zaragoza y Huesca se reencontraran en Segunda División allá por 2008. El primer encuentro entre ambos conjuntos se disputó en La Romareda y finalizó con empate (2-2) después de que los pupilos dirigidos por Antonio Calderón llegaran a ponerse con 0-2 en el luminoso.
Foto: losblanquillos.com
Foto: losblanquillos.com

El eterno capitán del Huesca Juanjo Camacho regresará a La Romareda el próximo 3 de enero. A sus 35 años, el incombustible futbolista azulgrana se enfundará la zamarra del Huesca y portará el brazalete de capitán una vez más, pero esta será una ocasión especial. El ’10’ del Huesca regresará a la que fue su casa durante cinco temporadas no consecutivas. Formado en las categorías inferiores del club maño, la trayectoria profesional de Camacho comenzó a orillas del Ebro y 18 años después se encuentra capitaneando por quinta temporada consecutiva al equipo que defiende El Alcoraz.

Juanjo es el único futbolista que estuvo presente en aquella histórica cita del 2008, en la que Zaragoza y Huesca presentaron las siguiente alineaciones:

En Real Zaragoza, Marcelino García Toral alineó a: López Vallejo; Chus Herrero (Hidalgo, 73′), Pulido, Ayala, Paredes; Arizmendi, Zapater (Caffa, 61′), Gabi, Jorge López; Ewerthon y Oliveira (Braulio, 68′).

En las filas del Huesca, Antonio Calderón dispuso a: Edu; Robert (Vara, 8′), Borrego, Rigo, Dorado (Ripa, 83′); Sastre, Helguera, Camacho, José Vegar (Rodri); Roberto y Rubén Castro.

El encuentro finalizó con empate a dos gracias a los goles de Rubén Castro (penalti) y José Végar para el Huesca, que fueron contrarrestados por un doblete de Ewerthon en la recta final del encuentro. Al término de ese ejercicio, el conjunto blanquillo ascendió a Primera División mientras que los oscenses cerraban su primer año en Segunda ocupando el 12º puesto de la tabla.

“El derbi nos da una motivación extra”

El capitán de la SD Huesca atendía a los medios de comunicación esta semana para valorar el encuentro ante el equipo vecino: “El partido contra el Zaragoza nos da una motivación extra. El apoyo de la afición es fundamental y ver esas colas para comprar entradas nos ayuda mucho. La afición nunca nos ha dejado y este año el apoyo se nota. Seguro que se oye en La Romareda y nuestro deber es devolverles la ilusión en el campo”.

Camacho hablaba del método de trabajo para afrontar el encuentro: “Hay que trabajar con confianza, asimilando las ideas del míster y con el objetivo de ir a por los tres puntos, como con cualquier otro rival. Ganar al Zaragoza sería un impulso grande a nivel moral y de clasificación. Lo importante es hincarle el diente al rival y hacer un buen partido”.