Javier Arcas recibiendo el premio como Campeón de Aragón | Foto: biciciclismo.com
El joven ciclista de Sabiñánigo se presentó en solitario en la meta de Cariñena logrando con autoridad el Campeonato de Aragón Élite.
Javier Arcas recibiendo el premio como Campeón de Aragón | Foto: biciciclismo.com
Jorge Arcas recibiendo el premio como Campeón de Aragón | Foto: equipolizarte.com

Entre viñedos y altas temperaturas se disputó en la jornada de ayer en Cariñena el Gran Premio Bodegas San Valero, que este año servía para dilucidar el Campeonato de Aragón Élite y Sub 23. Recorrido sinuoso y carreteras estrechas a lo largo de sus 107 kilómetros, y un claro favorito en la línea de salida, una rueda a la que seguir, la del serrablés del Lizarte Jorge Arcas.

En los primeros kilómetros un grupo de siete logró formar la fuga del día, quedándose Arcas en el pelotón principal. Viendo que estos se marchaban y que atrás no había ritmo de caza, decidió hacer la guerra por su cuenta y saltar para enlazar con los escapados, así de fácil. Al final todo se decidió en las rampas del puerto de Codos, última ascensión en la que el de Sabiñánigo cambió de ritmo para pasarlo en cabeza, pero no fue hasta después del descenso y ya en los llanos previos a la línea de meta cuando la distancia que separaba a Arcas de los tres Controlpack que tiraban por detrás fue tranquilizadora para el serrablés. Finalmente se presentó en solitario en la meta de Cariñena para adjudicarse la que ya es la cuarta victoria de la temporada para el prometedor ciclista de Sabiñánigo.

No acabaron ahí las buenas noticias para el ciclismo altoaragonés, ya que el séptimo puesto que logró en esta misma prueba el también Lizarte, Sergio Samitier, sirvió al barbastrense para lograr el campeonato aragonés en categoría sub 23.