Edu Oriol | Foto: Marca
El defensa del RCD Mallorca habló antes del partido que enfrentará a la SD Huesca con el Real Mallorca este miércoles en El Alcoraz a las 18:30 h.
Joan Oriol pua un balón en el Nou Estadi | Foto: elpuntaviu.cat
Joan Oriol disputa un balón en el Nou Estadi | Foto: elpuntaviu.cat

El zaguero del Real Mallorca habló después del entrenamiento del conjunto balear en la Ciudad Deportiva del RCD Espanyol, donde el conjunto balear se ejercita para preparar el próximo encuentro liguero ante la SD Huesca. Sobre la última derrota en el Nou Estadi de Palamós quiso dejar claro los siguiente: “No nos esperábamos esta derrota tan dura este fin de semana. Habíamos planteado el partido con ganas e ilsuión después de conseguir la última victoria ante el Real Oviedo, y ha sido un palo muy duro. Solo nos queda levantarnos y seguir trabajando”.

Aseguró también que la derrota ante el Llagostera el pasado fin de semana no fue por falta de actitud de los jugadores: “No nos puede pasar lo del segundo gol. Somos adultos, estamos en el mundo profesional y creo que estas jugadas no pueden pasar. Son detalles que condicionana el partido y al final te vas con la sensación de que podíamos haber hecho más, pero que los pequeños errores te condenan”.

“Tenemos que pedir disculpas a los aficionados por lo que están aguantando”

Sobre el malestar de la afición bermellona, que no esperaba este rendimiento tras haber revolucionado la categoría en el mercado invernal, comentó que “tenemos que pedir disculpas a los aficionados por lo que están aguantando, por lo que llevan a la espalda esta temporada“. No obstante, quiso hacer también un llamamiento a los aficionados: “Los necesitamos, porque sin ellos no lo conseguiremos y al final tenemos que remar todos juntos para sacar esto adelante“.

El defensa balear está convencido de que el equipo tiene la capacidad necesaria para revertir la situación: “Hemos sido capaces de ganarles a grandes equipos como el Oviedo y el Alcorcón. Tenemos pontencial y hay muy buenos jugadores en el equipo. El problema es que no nos acaban de salir las cosas. Tenemos que dar ya un golpe encima de la mesa”.

“El partido contra el Huesca es una final, es un rival directo”

Para terminar, quiso recalcar lo importante que es este partido ante un rival directo como el Huesca: “El partido del miércoles es una final. Es un rival directo y no nos puede pasar lo del otro día contra el Llagostera. No solo son tres puntos, también el golaveraje. Somos conscientes de la importancia del partido y no nos queda otra que ganar”.