Luis Alberto Hernando con la placa de homenaje del Ayuntamiento de Jaca.
Luis Alberto Hernando empieza a abrochar una temporada (casi) excepcional de carreras por montaña. Acaba de recibir un homenaje en el Ayuntamiento de Jaca y este puente del Pilar competirá en el Trail Tierra de Dinosaurios, en Burgos, a unos 25 kilómetros de donde nació este jaqués de adopción. ¿Descansar? Poco. Ya está  en su transición a la temporada  competitiva en esquí de montaña.

Ambición no le falta a Luis Alberto Hernando. Se despide de 2015 con victoria en la Transvulcania, el campeonato del mundo de la Ultrasky World Series, el campeonato de Europa de la especialidad, un segundo puesto en la Ultra Mont-Blanc y en la Tromso Skyrace noruega diseñada, entre otros, por Kilian Jornet, y con primeros puestos en carreras de menor calado. Y con un palmarés para la apertura de la sección de deportes en un informativo de cualquier cadena de televisión, espera unos segundos antes de responder si esta temporada ha sido la esperada o no. “Igual ha sido mejor de lo esperado, pero lo que deseaba era hacerlo mejor y haber ganado todas”, suelta unas horas antes de que el Ayuntamiento de Jaca le rindiera un más que merecido homenaje a este burgalés (septiembre, 1977), que la localidad altoaragonesa lo siente como hijo suyo. Por si hubiera dudas así lo dijo el concejal de Deportes, Enrique Muñoz: “Es nuestro campeón del Mundo”.  En correspondencia, Luis Alberto Hernando, subrayó que “en Jaca (ciudad a la que llegó hace 14 años) tenemos de todo. He visto sitios con mucho nombre y no tenemos nada que envidiar”. Al homenaje no faltó su familia.

Luis Alberto Hernando con la placa de homenaje del Ayuntamiento de Jaca.

Correr grandes distancias por montaña supone un fuerte equilibrio entre el poder físico y el mental. El hilo conductor es la pasión por los grandes espacios. Hernando tiene claro que una cosa es entrenar y otra competir. En lo primero disfruta, en el segundo sufre. Eso sí, no es un horizonte de arco iris perpetuo. La rivalidad entre los corredores es lógica en competición. Pero también la solidaridad. Con un currículo impresionante no tiene empacho alguno en subrayar su admiración por Kilian Jornet. Sabe que es el mejor. Y lo reconoce. “Cuando compites con Kilian es especial. Para todos es un ídolo. Las actividades que hace en montaña nos dan envidia. Tiene bastante superioridad y no le importa esperarnos”, explica.

La temporada ha dejado en sus piernas y en su cabeza 800 kilómetros en cuatro meses de competición por montaña y unos 48.000 metros de desnivel acumulado. A todo ello, hay que sumar los cientos de kilómetros de entrenamiento para volver a forjar un currículum espectacular. Reconoce que ha terminado “fundido”. Ahora le toca estar con la gente, con los aficionados y sin la presión de acabar con victoria su participación. Así, este fin de semana es la estrella del Trail Tierra de Dinosaurios, en Burgos, a unos 25 kilómetros de donde nació.

Hernando celebra sus victorias siempre de forma especial. Un salto y su puño derecho traza una diagonal de arriba abajo. No es fetichismo. “Es lo que me sale”, dice. “En las metas más mediáticas lo hago, pero sin pensarlo”, recalca. En su amplio abanico de carreras ganadas, la Transvulcania ocupa un lugar especial. En Canarias esta prueba se vive de forma espectacular. “El despliegue, el ambiente y la repercusión de esa carrera es especial”, pero no esconde que prefiere ganar otras. Cuando se le pide una, responde así: “En la que más nivel de corredores haya”. Omite poner un nombre.

Con su equipo de apoyo son muchas horas de tensión y en el que también hay sitio para el humor

El corredor ha destapado su faceta de actor con el canal Youtube como testigo. Memorable el ‘corto’ grabado horas antes de la carrera del Mont-Blanc en la que se viste como si lo hiciera un torero: la badana hace de montera y los palos para correr de banderillas. O el ‘miedo’ a la Ultra Pirineu –estaba agotado tras disputar la Mont-Blanc- en un corto en el que  fue ‘perseguido’ por fantasmas mientras entrenaba por el Paseo de la Cantera de Jaca y sendas de su querido monte Oroel.  “La verdad es que nos lo pasamos bien haciéndolo”, explica con una sonrisa. Patrocinado por Adidas, reconoce que el vídeo de promoción grabado en 2013 en Oroel –allí participó en su primera carrera por montaña- fue especial. “Con tanta gente pendiente de mí me sentí especial, porque te das cuenta de que lo que haces es valorado por muchas personas y por una marca como Adidas”, añade.

Un sonriente Hernando con el pico Collarada al fondo.
Un sonriente Hernando con el pico Collarada al fondo

Y pese a reconocer que a estas alturas del año está fundido, apenas le queda tiempo para descansar –ha tenido 15 días de vacaciones- ya que está en pleno proceso para adaptarse de nuevo al equipo de Esquí y Alpinismo de la Guardia Civil. Ya ha empezado el entrenamiento con los ‘roller’, la bici, y, cómo no, corriendo. Y en cuanto caigan las primeras nieves cogerá las tablas. Con ellas sus objetivos son menos ambiciosos ya que se ciñen a los campeonatos de España y Aragón. Marcarse objetivos a nivel intencional es “descabellado”, afirma. Eso sí, subraya que  “tengo más responsabilidad que en las carreras por montaña ya que estoy en el equipo de la Guardia Civil y tengo que hacerlo bien”, recalca.