El futbolista del CD Lugo atendió ayer a los medios de comunicación con la mira puesta en el partido de Huesca ante los de Anquela.
Iriome celebra un gol con el CD Lugo | Foto: es.besoccer.com
Iriome celebra un gol con el CD Lugo | Foto: es.besoccer.com

Iriome comenzó repasando el rendimiento del equipo en los últimos encuentros y resumió la temporada del conjunto gallego. “Llevamos un par de partidos en los que nos cuesta materializar las ocasiones. Las estamos generando, pero nos falta concretar. Tenemos que mejorar cosas, también de cara a la próxima temporada. Es clave no encajar, seguir reforzándonos como bloque, mantener la línea positiva que hemos demostrado”, comentó. El futbolista de Santa Cruz de Tenerife explicó que “se ha conseguido un importante objetivo para el club. Gracias a que se ha conseguido pronto, hemos disfrutado de una oportunidad para algo más, en busca de los puestos altos de la tabla. Siempre intentamos conseguir más metas, pero las cosas no salieron como queríamos“.

El Lugo logró el objetivo de la permanencia con creces e incluso pudo haber entrado en el ‘playoff’ de ascenso a Primera División. “A falta de varias jornadas para acabar teníamos la zona alta de la tabla bastante cerca. Queríamos seguir apretando para dar ese pasito, en lo que habría sido un final de temporada bastante ilusionante. Si ganamos, conseguiremos un buen dato de puntos en la categoría. El equipo logrará una buena temporada pero, al ser ambiciosos, puede que nos quede esa espinita de haber logrado algo más”, declaró Iriome.

El ex de la SD Huesca hizo un repaso de su campaña en el equipo lucense. “A nivel particular, la temporada fue algo diferente. Empecé con algunos problemas físicos, pero siempre intenté dar lo mejor de mí para el equipo. Siempre estuve a disposición del equipo. Quizás no acabé tan contento como el año anterior, pero no todos los años son iguales. Lo importante es seguir trabajando, creo que en ese aspecto, y en cuanto al sacrificio dispuesto, cumplí lo esperado“, dijo el jugador del Lugo.

Iriome opinó sobre el rival, el Huesca, y sabe que “nos medimos a un equipo que ya consiguió la salvación, aunque no nos lo pondrá fácil, seguro. Nadie quiere perder y será un partido con tensión de competición, como siempre. Queremos terminar el año con victoria, y traernos los tres puntos a Lugo”. Además, el tinerfeño se atrevió a ponerle nota a la campaña del equipo. “Pondría una nota cercana al siete para la temporada. Se consiguió el objetivo prioritario para el club. La nota no pudo ser superior porque pese a tener oportunidades para acercarnos a la cabeza, y por más que lo hemos intentado, las cosas no acabaron de salir”, argumentó, pero aseguró que “no hay que olvidar el hecho de que pudimos meternos arriba, hay que tener en cuenta que la cuenta final es positiva”.

El futbolista de la escuadra lucense volvió a lamentar la oportunidad perdida de pelear por el ‘playoff’.”Es una pena, estábamos en un momento bueno, nos faltó poco para llegar más alto. Éramos conscientes de la oportunidad del año, pero por más que se trabajó, no pudimos. En ese aspecto estamos tranquilos. La Segunda es bastante complicada e impredecible. Vemos equipos con presupuestos altos metidos de lleno en la zona de peligro, y mientras, nosotros, con recursos más humildes, y con la situación solucionada”, indicó Iriome. “El trabajo diario y el sacrificio son cosas que no han faltado en este equipo”, finalizó.