El central de la Sociedad Deportiva Huesca compareció ayer en rueda de prensa tras el entrenamiento. Habló del próximo y crucial encuentro de Liga Adelante, de Anquela y de las buenas sensaciones que dejó el equipo ante el Mirandés a pesar de la derrota.
Íñigo López| Foto: @DMarzoFoto
Íñigo López, expulsado ante el Oviedo | Foto: @DMarzoFoto

Tras finalizar el entrenamiento de ayer, el zaguero Iñigo López compareció ante los medios en la sala de prensa de El Alcoraz. Comenzó hablando sobre Anquela y sobre cómo marcha el equipo con el nuevo técnico: “Cuando se cambia de entrenador no hay mucho tiempo para asimilar las cosas, estamos trabajando día a día para que el equipo se haga a lo que quiere el míster y para que él conozca desde dentro a los jugadores para sacar los puntos. Es un entrenador trabajador, le gusta la intensidad, le gustan los equipos que aprietan arriba, y creo que el segundo tiempo del otro día fue un reflejo de lo que él quiere: que el equipo no deje jugar a los rivales, que haya intensidad y que en el campo contrario se juegue al fútbol. Ya se vio que hubo bastantes ocasiones para haber ganado”.

Contra el Mirandés se vio un profundo cambio con respecto al fútbol que practicaba el equipo anteriormente con Tevenet, sobre todo a partir del descanso, partiendo desde el esquema de juego (Anquela colocó un trivote en el centro del campo): “Cambian las cosas pero al final todo es fútbol, y el equipo ha hecho dos partidos muy buenos. Contra el Villarreal se ganó y contra el Mirandés se hizo un buen segundo tiempo en el que se mereció por lo menos empatar. Todos veíamos que el partido estaba controlado y se iba a ganar; es fútbol, es la grandeza de este deporte.  Se perdonó y al final se pagó caro. Tenemos que corregir cosas porque nos ganaron en acciones a balón parado, y es un poco en lo que estamos trabajando”.

“Contra el Mirandés se mereció por lo menos empatar”

El siguiente partido del conjunto oscense en Almería es crucial, ya que ambos equipos se encuentran en posiciones de descenso (19º y 21º respectivamente), y tan solo dos puntos les separan: “Es el  partido más importante por que es el más cercano, ya estamos de lleno en mitad de la competición. La clasificación dice que estamos ahí abajo con ellos, así que es un rival directo. Hay que sacar los tres puntos y a partir de ahí coger tranquilidad“. A pesar de la racha del Huesca de cinco partidos sin ganar, la de los andaluces es todavía mayor: “Ellos querrán romper su racha y nosotros la nuestra. Cada partido es un mundo, y yo creo que la clasificación no refleja la plantilla que tienen y lo que tenemos que hacer nosotros es salir allí a arañar y a sacar puntos”.

Ante sus ausencias por sanción declaraba que “me he quedado dos partidos fuera, para mí injustamente, pero es lo que hay. Ha habido otros compañeros que han tenido la oportunidad y ahora el míster tiene a uno más disponible para ayudar al equipo”.

“Me he quedado dos partidos fuera por sanción, para mi injustamente”

¿Es la meta salir del descenso antes de que acabe el 2015?: “Nuestra meta es ganar al Almería. No quiero mirar más allá, es una semana intensa con tres partidos. Esto es como todas las familias, cuando están los malos momentos es cuando hay que estar unidos. Ahora es cuando se va a ver a los equipos que están unidos y que tienen que sacar las cosas adelante”, contestaba López.

¿Diferencias entre Anquela y Tevenet?: “Claro que hay diferencias, no son ‘de la misma escuela’, no han tenido las mismas influencias y cada uno es de una manera. Es una pena que haya que cambiar de entrenador, porque eso quiere decir que los jugadores no estamos haciendo bien las cosas. Ahora el presente es Anquela, y lo que tenemos que hacer nosotros es tirar hacia delante y sacar al equipo”.

“El cambio de entrenador quiere decir que los jugadores no estamos haciendo las cosas bien”

No puede ser que todos los días tengamos que meter tres goles para ganar, que te meta dos goles un equipo de Segunda División es inviable, eso quiere decir que el equipo no funciona. El trabajo no es defensivo ni ofensivo, todo el mundo trabaja en ambas tareas. A partir de ahí tenemos que seguir juntos, las sensaciones del otro día no son malas, pero tal y como está la clasificación lo que hace ahora falta son puntos”, concluía el central azulgrana, mostrándose contundente.

  • vitin

    Estoy totalmente de acuerdo,ahora bien mejor dejar de protestar siempre,una vez que el arbitro toma una decisión por mas que le comáis la oreja no modificara su decisión,por lo tanto tarjeta por protestar,espabilar que no sois juveniles.