El defensa, que llegó este verano a la SD Huesca procedente del Córdoba, se ha hecho con la titularidad tras un mal debut liguero ante el Alavés que le penalizó en favor de su compañero Christian en las siguientes jornadas.
Christian en El Alcoraz | Foto: C.Pascual
Christian en El Alcoraz | Foto: C.Pascual

Íñigo López recaló en Huesca con el cartel de ‘central de Primera‘, pues el riojano había militado en la Liga BBVA las últimas campañas, tanto en Granada como con el Córdoba, asentándose en la máxima categoría del fútbol español y enfrentándose a los mejores atacantes del mundo. Con 32 años, la SD Huesca se hizo con sus servicios en el pasado mercado estival, y el zaguero debutó en el primer encuentro liguero. En dicho partido, en el que los azulgranas cayeron por 2-3 frente al Alavés, Íñigo no cuajó una buena actuación en absoluto. El central, que hizo pareja con Christian, firmó un paupérrimo encuentro quedando señalado.

Tras aquel enfrentamiento ante los vitorianos, en el que completó los 90 minutos, Íñigo no volvió a jugar con la camiseta azulgrana hasta el partido copero de Mallorca. En el Iberostar Estadi, donde los de Tevenet se hicieron con la victoria (0-2) el riojano actuó en la zaga con Carlos David, y su actuación fue notable, jugando todos los minutos. No obstante, Íñigo López regresó al banquillo al volver la competición doméstica.

Sin embargo, el Huesca se vio de nuevo las caras con el conjunto que dirige el ‘Chapi’ Ferrer, esta vez en Liga, y Tevenet volvió a confiar en el central ex del Córdoba. 90 minutos más para un futbolista que parecía iba a tener complicada su vuelta tras el fracaso que sufrió ante el Alavés. En Mallorca, de nuevo otra victoria (0-1) y el defensa volvió a firmar un muy buen encuentro. Por ello, Tevenet confió en él y fue titular ante el Valladolid (1-1) el pasado fin de semana, quedándose una vez más Christian Fernández fuera del once.

El cántabro, que llegó procedente de la UD Las Palmas daba el crédito suficiente como para ser el compañero de Carlos David en defensa, pues tan sólo no ha jugado frente al Mallorca -en Liga y Copa- y el domingo ante el Valladolid -450 minutos y titular en todos los demás-, pero el actual y excelente rendimiento de Íñigo López relega al ’15’ azulgrana a la suplencia. Parece entonces que la pareja en la zaga de la SD Huesca que se ha consolidado tras el carrusel de cambios de Tevenet en los primeros encuentros es la formada por Íñigo López y Carlos David.