Turismo Villanua
El central azulgrana, que regresaba a la titularidad varias jornadas después, ofreció su punto de vista del empate frente al Nàstic.

Comenzó Íñigo López resumiendo el partido: “Ha sido un partido rocoso, de sufrir. Sabíamos a lo que veníamos, el míster nos había avisado de que el Nàstic se está jugando muchísimo, que está en una situación en la que tiene equipo para salir de ahí. Se encuentra en una situación mala y se está jugando mucho. El partido era muy complicado, llevaba mucha intensidad por parte de los dos equipos y creo que ha sido un equipo más físico y rocoso que otra cosa”.

Bar Álvaro

Sobre el nuevo sistema escogido por Anquela, el zaguero comentó: “Veníamos de dos derrotas, de dos palos y la cabeza de la gente no funciona igual cuando pierdes. Se cambia el sistema entre otras cosas porque tenemos tres bajas y, al haberlas, el míster ha creído conveniente que con los jugadores que tiene podía dar mejor resultado este sistema”. Tras ello, comentó el estado de forma del equipo catalán: “El Nàstic tiene buenos jugadores, se ha reforzado bien y las circunstancias del guión le hacen estar ahora últimos y jugar con esa presión no es fácil. Es complicado, pero estoy convencido de que el Nàstic va a dar guerra y va a salir de ahí”.

Respondió también a una pregunta sobre su estado de forma. “Me he encontrado arropado, hemos mantenido la portería a cero y creo que no ha habido por parte de ellos ni nuestras ocasiones muy claras y la verdad es que a nivel personal me he encontrado bien”, declaró Íñigo.

Para concluir, habló sobre el ‘derbi’ aragonés que se disputará la semana que viene: “Son tres puntos más, el partido no vale más ni menos que otro partido pero sí que es verdad que para Aragón tiene que ser una fiesta, que la gente lo disfrute y para nosotros es una motivación extra. Esperemos estar a la altura y poder hacer un gran partido.

Alberto Lizaldez
Redactor de la sección de la SD Huesca en www.sporthuesca.com