El Huracán llega a El Alcoraz con la obligación de hacer gol tras el 1-1 cosechado en la ida en San Gregorio. Y éste no es un resultado de grato recuerdo para los valencianos tras lo sucedido en el ‘playoff’ de la temporada 12/13.
Imagen del encuentro entre el Huracán Valencia y el Real Jaén | Foto: levante-emv.com
Imagen del encuentro entre el Huracán Valencia y el Real Jaén | Foto: levante-emv.com

La temporada 12/13 es, hasta este momento, la mejor del Huracán de Valencia CF en sus cuatro años de historia, desde que iniciase su actividad en el fútbol español en el Grupo III de Segunda División ‘B’ en 2011. El conjunto presidido por el periodista Toni Hernández, con estadio por aquel entonces en la localidad de Manises, finalizó la fase regular en segunda posición por detrás de L’Hospitalet. En la primera eliminatoria del ‘playoff’ tuvieron de enfrentarse al Lucena, equipo que ya les había eliminado la campaña anterior (la primera en la historia del Huracán), también en primera ronda, por medio de los penaltis. Tras caer por 1-0 en Lucena, en casa se mostraron muy superiores y arrasaron a los andaluces con un contundente 3-0. Su siguiente escollo fue el Bilbao Athletic; 2-1 en Las Llanas (campo del Sestao utilizado por los “cachorros” para el ‘playoff) y mismo resultado en Manises tras la prórroga, por lo que todo se decidió en los penaltis: los locales transformaron todos sus lanzamientos, mientras que los vizcaínos fallaron dos, pasando el Huracán a la última y definitiva eliminatoria para conseguir el ascenso a la Liga Adelante. Y les esperaba el Real Jaén.

Los jienenses sacaron el mismo resultado que el Huesca en Valencia ante 3.200 espectadores, empatando a uno (Pablo Vidal/Miguel Montes), y obligando, al igual que tendrán que hacer en El Alcoraz, al Huracán a hacer como mínimo un gol en La Victoria. El Jaén, con 15.000 gargantas de su parte en el campo, logró defender la renta conseguida en Manises y finalizó el encuentro sin anotar ningún gol, pero también sin recibirlo, ascendiendo así a Segunda División tras muchos años sin poder disfrutar del fútbol profesional. Fue un partido totalmente loco: en el descuento, el Real Jaén pasó de fallar un penalti (resultando expulsado un futbolista del Huracán) a salvar el 0-1 del Huracán bajo palos en la última jugada del encuentro.

Los valencianos estuvieron a un solo gol de saborear las mieles del ascenso a la categoría de plata hace solo dos años, algo que tratarán de lograr el próximo domingo en El Alcoraz. Sin embargo, ateniendo a los antecedentes, los de José Antonio Seligrat, con el gol encajado en San Gregorio en el partido de ida, deberán de sudar tinta china ante un Huesca al que le vale el empate a 0 y saldrá al césped a mantenerlo.