Juan Aguilera intenta controlar el balón delante de un futbolista del Cádiz | Foto: C.Pascual
El Huesca está muy cerca de perder a varios jugadores por acumulación de cartulinas amarillas y tendrá que recomponer su once en caso de que algún futbolista tenga cumplir ciclo.

Hasta un total de cuatro apercibidos son los que tiene el conjunto azulgrana en la cuerda floja. Prácticamente casi todos son pilares fundamentales del esquema de Anquela en el once inicial. El primero de los cuatro es el guardameta Sergio Herrera, que tiene en su haber 4 tarjetas amarillas y si viera una más se perdería un partido de la competición liguera. En caso de que eso ocurra, el técnico jienense tendrá que decidir si Queco Piña ocuparía su lugar, ya que es el segundo portero que más minutos ha obtenido, o por el contrario alinear a Javi Jiménez con la posibilidad de vestir por primera vez en competición oficial de azulgrana.

Bar Álvaro

En el medio del campo se encuentran los otros tres hombres que, junto a Sergio Herrera, conforman el ábaco de apercibidos. Entre el trío de jugadores centrocampistas se encuentran dos de los futbolistas más en forma del equipo oscense, Gonzalo Melero y Juan Aguilera. El ex futbolista de la Ponferradina es uno de los jugadores más importantes para el club azulgrana en estos momentos. Su gran estado anímico y de forma lo llevan a convertirse en una pieza clave, a parte de su gran poderío goleador que ya ha demostrado siendo uno de los ‘pichichis’ del equipo.

Por su parte, Aguilera es otro de los hombres fundamentales de este conjunto. Uno de los centrocampistas defensivos más completos que ha pisado el terreno de El Alcoraz podría perderse el próximo encuentro en Huesca si ve otra tarjeta en Oviedo. Para terminar esta lista tenemos a Alexander González, que tras regresar del parón de Selecciones no ha conseguido volver a ganarse el puesto que tenía en el once inicial antes de que se fuera con La Vinotinto, pero que sigue siendo una gran baza que podría perderse un encuentro más si le mostraran una cartulina amarilla.

Alberto Torrecilla
Amante del fútbol y del Huesca | Redactor colaborador de la SD Huesca en www.sporthuesca.com
  • Fernando Escartín

    Tranquilos, hay fondo de armario.

    Siempre, en un momento u otro de la temporada, hay incidencias así: indisposiciones, lesiones (pequeñas y cortas o de más larga duración), sanciones… y hay que contar con ello.

    El míster está dando minutos y confianza a todo el plantel y cuando salen, cumplen no solo con decoro, sino con buen rendimiento. Recambios hay, sean hombre por hombre, o cambiando/adaptando el sistema. Ya se hizo antes y se puede volver a hacer.

    Si las sanciones caen escalonadas, una por una, mejor… porque así hay que hacer menos retoques. Cambio de ficha y ya está. Si vienen dos, tres o todas de golpe… pues a recomponer con más detalle el equipo. Personalmente, yo enfocaría el tema al revés: procurar no cobrarse amonestaciones baratas, regaladas por minimeces o protestar. Pero si hay que jugársela en una acción concreta del juego… pues adelante. Todo sea por y para el conjunto.

    Hombre por hombre, ningún problema si han de jugar Queco o Javi. Notarán la inactividad, pero es normal. Y eso no quiere decir, que aquel día lo hagan mal, porque mentalmente saldrán a por todas. En el centro, Bambock, Sastre y David López pueden suplir a Aguilera y a Melero. Y también sin problemas. Y adelante, pues con Vadillo, Ferreiro y Kilian hay suficiente para dos plazas en las bandas.

    Tranquilos, no hay que preocuparse por esto. Un detalle más de la competición, pero ya está. Lo complicado será mantenernos con frialdad en nuestro planteamiento y posicionamiento, que las prisas por conseguir metas altas no nos confundan, saber jugar los diferentes momentos de cada partido (que no nos pase, por ejemplo, como en la última jugada del sábado, que nos ganan la partida), procurando golpear nosotros antes que ellos y sobre todo, sufriendo en el campo.

    ¡Cuánta dicha y disfrute nos queda por vivir! Pero con nervios y sufriendo, no lo olvidemos.