Óscar González, quien se lesionara a principios de enero, volverá a disputar un partido en el estadio vallisoletano. No lo hace desde el 20 de diciembre de 2015 contra el CD Tenerife (4-1) y, ahora, el Huesca se encontrará con él.
Óscar González, en el Zorrilla | Foto: eldiadevalladolid.com
Óscar González, en el Zorrilla | Foto: eldiadevalladolid.com

El mediocentro salmantino, que se lesionó el 4 de enero en el partido de Montilivi contra el Girona, volvió a disfrutar de minutos la semana pasada. De nuevo, lo hizo en tierras catalanas. En ellas se lesionó y en ellas reapareció. Esta vez fue en el Nou Stadi de Tarragona. Óscar salió en el minuto 80 de partido por Nikos Karabelas y pudo jugar los diez últimos minutos de encuentro.

Para el partido contra la SD Huesca, el charro volverá a vestirse de corto en el estadio pucelano y, además, puede ser de la partida del equipo que dirige Miguel Ángel Portugal. El burgalés podrá contar con una de sus piezas claves en el momento crucial de la temporada y con el equipo vallisoletano a cinco puntos de los puestos de ‘playoff’.

Óscar González llegó al Real Valladolid en la temporada 2010/11, aunque antes de recalar en el Zaragoza en 2004, el salmantino ya había jugado cuatro años en el equipo blanquivioleta. Actualmente, Ósar es el segundo capitán y uno de los jugadores con más peso en el vestuario. El año pasado lideró a los castellano-leoneses con 16 goles en los 39 partidos que disputó.