El cuerpo técnico y la plantilla del Huesca lo han tenido claro desde el principio: el balón en San Gregorio va a ir mucho por alto. El Huracán CF aprovecha las jugadas a balón parado para hacaer daño a sus rivales pero Tevenet ha preparado durante la semana a sus jugadores para afrontar el peligro aéreo rojiblanco.
Camacho pelea un balón aéreo con un rival del Trival | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
Camacho pelea un balón aéreo con un rival del Trival | Foto: sporthuesca.com – C.Pascual

El Huracán Valencia – SD Huesca va a ser un duelo de altura. Además de que está en juego un ascenso a Segunda División, la supremacía en el juego aéreo se prevé vital en el enfrentamiento de ida, donde el Huracán pone el campo y exigirá un estilo de juego antagónico al que vienen practicando Tevenet y los suyos.

Bajo los palos, Dani Jiménez ha dado muestras durante todo el curso de que es un arquero que no tiene complejos en salir con los puños a despejar balones y además es uno de los mejores cancerberos de la categoría lanzándose por alto para atajar esféricos. Si el meta azulgrana no tiene un mal día o los rivales le rematan en boca de gol, se antoja difícil para el Huracán la tarea de batirle.

En la retaguardia, José Manuel Rojas vuelve a estar disponibles para el técnico sevillano del Huesca, que podría contar con ellos para plantear desde el inicio el choque de ida. El recuperado central andaluz (1’90 metros de altura) podría formar pareja con Carlos David, ya que Scardina no ha viajado a tierras levantinas porque no ha entrenado al ritmo de sus compañeros debido a una lesión muscular en su gemelo. La dupla en defensa formada por ambos zagueros, que han demostrado durante todo el año ir bien de cabeza, podría neutralizar las acometidas aéreas que podría lanzar el Huracán. La posible entrada en el once del central Álex García en sustitución de cualquiera de estos dos centrales también aportaría altura a la defensa del Huesca.

En el centro del campo podría volverse a ver la dupla que ha formado el doble pivote defensivo durante casi toda la temporada. Manuel Sánchez, que ya ha finalizado su sanción de 2 partidos de suspensión, podría volver a jugar junto a Íñigo Ros, que ya es un jugador indiscutible en los planteamientos iniciales. Pese al buen momento de Fran Mérida, que podría jugar más adelantado, la corpulencia y el carácter de Manolo podrían ser importantes a la hora de ganar balones aéreos y luchar en el aire por los mismos.

Pallarés lucha por un balón aéreo contra Las Palmas Atlético | Foto: sporthuesca.com - C.Pascual
Pallarés lucha por un balón aéreo contra Las Palmas Atlético | Foto: sporthuesca.com – C.Pascual

Por delante del doble pivote estará Juanjo Camacho. El capitán, al que en su palmarés falta un ascenso a Segunda con el Huesca, no cesa de bregar cada balón aéreo o raso en cada partido, donde el corazón ayuda luchar por cada balón en favor del equipo. Su presencia puede ser importante sobre todo en la parcela ofensiva.

Arriba, en la delantera, existen tres variables: David Mainz podría jugar como referencia ofensiva, aunque también podría aparecer por la banda. En este segundo caso, Tevenet podría haber estado sopesando la puesta en escena de Pablo Pallares, un delantero alto y corpulento que podría ganar con facilidad los numerosos aéreos que el Huracán va a bombear. También existe la posibilidad de que dispute minutos Juan Esnáider, que pese a no cuajar unos buenos números anotadores, habitúa a luchar y ganar los balones aéreos.

.