Leo Franco en Montilivi | Foto: @DuduFotografia
Después de caer por 2-0 en Tarragona en la última jornada, el conjunto de Luis García Tevenet volvió a encajar gol tres jornadas después del empate a uno contra la Ponferradina.
Leo Franco no puede evitar el gol de Rodri (Valladolid) | Foto: LFP
Leo Franco no puede evitar el gol de Rodri (Valladolid) | Foto: LFP

Leo Franco tuvo que volver a recoger un balón del fondo de las mallas en partido oficial veintiún días después de encajar el gol de Álvaro Antón, para la Ponferradina, en la novena jornada. Aquel partido finalizó con empate a uno en El Alcoraz, mientras que en Tarragona los oscenses se fueron de vacío merced a los tantos de Emaná y Gbayara. Ha sido, además, la primera derrota de la SD Huesca fuera de casa, dónde habían ganado dos partidos (Mallorca y Alcorcón) y empatado tres (Albacete, Girona y Bilbao Athl.).

Entre medias de los dos choques, un empate a cero, contra el Bilbao Athletic en San Mamés en la décima jornada, y una victoria, por dos a cero ante el CD Numancia en la undécima, previos tantos de Fran Mérida y David Mainz. Y es que a fin de cuentas, en balance de la diferencia de goles lejos de El Alcoraz, no es del todo negativo para los de Tevenet a pesar de los dos últimos encajados contra el Nástic: tres goles a favor y cuatro en contra. Mismo balance (-1) han obtenido en los choques disputados en El Alcoraz: ocho a favor y nueve en contra. Mientras que en el primer caso se ve el vaso “medio lleno” al estar los futbolistas fuera de su feudo, en el segundo se ve “medio vació”, pues ante tu gente siempre se intenta anotar más goles que los encajados.

Los azulgrana tratarán de resarcirse de este último varapalo sacando algo positivo de El Arcángel el próximo domingo, ante un Córdoba que pierde a su portero titular, Razak Brimah, por el ‘Virus FIFA’.

.