El conjunto que dirige Luis García Tevenet, que empezó con una racha de malos resultados la temporada, lleva ya un total de seis encuentros sin conocer la derrota.
Morillas y Mérida celebran el gol del catalán al Numancia | Foto: C.Pascual
Morillas y Mérida celebran el gol del catalán al Numancia | Foto: C.Pascual

Seis son los partidos que encadena ya el conjunto azulgrana sin perder esta temporada en Segunda División. En total, 3 victorias y 3 empates en los últimos 6 partidos que han propiciado que los altoaragoneses se coloquen en duodécima posición, a cinco puntos ya de la zona de descenso a ‘Segunda B’.

Tras comenzar la temporada de manera irregular, donde los resultados no acompañaban -pese al buen juego del equipo en determinados momentos-, Tevenet dio con la tecla y ha cambiado totalmente la situación.

Tras ganar el primer partido de la temporada el pasado 26 de septiembre ante el Mallorca en el Iberostar Estadi, el Huesca ha conseguido un total de 12 puntos de 18 posibles que, ayudados por la igualdad que hay entre todos los equipos de la categoría, han aupado al conjunto azulgrana a tan sólo un punto del ‘playoff’ de ascenso a Primera.

Bien es verdad que hasta el momento, por difícil que parezca, los números del Huesca conseguidos fuera de casa son mucho mejores que los cosechados en su feudo. Y es que el conjunto azulgrana no conoce la derrota como visitante esta temporada, siendo el mejor equipo de la categoría en lo que a resultados obtenidos a domicilio se refiere.

Un muro defensivo casi infranqueable

Ocasión del Elche en El Alcoraz | Foto: C.Pascual
Ocasión del Elche en El Alcoraz | Foto: C.Pascual

Si algo ha cambiado en el Huesca durante lo que llevamos esta temporada ha sido su solidez defensiva. El equipo comenzó con dudas y le costó habituarse al ritmo que requiere la categoría, pero una línea de cuatro sólida y un notable Leo Franco bajo palos han hecho que el Huesca haya dado un cambio drástico a mejor en defensa.

De los últimos 6 encuentros que antes hemos mencionado, únicamente en 2 el equipo rival perforó la meta del arquero argentino. Concretamente, sólo la Ponferradina (con el gol olímpico de Álvaro Antón que no tuvo que subir al marcador por falta de Pablo Infante sobre Leo Franco) y el Valladolid (con el tempranero gol ilegal de Rodri, pues cometió falta sobre Morillas) han conseguido sobrepasar el muro oscense.