El equipo de Anquela sigue haciendo historia al lograr los 50 puntos más precoces de su historia en Segunda División enlazando una semana más otro partido sin perder.

La SD Huesca logró una victoria importantísima en Reus que no solo le permite engancharse todavía más a los puestos de ‘playoff’, sino que también le sirve para sellar una permanencia de forma prácticamente matemática que le haga vivir un año más en Segunda División, como mínimo, y alargar una jornada más la racha de partidos sin perder. Todo eso gracias a un gol de volea de Samu Sáiz en el minuto 90.

Café Bar Álvaro

Una y otra vez Anquela y sus jugadores han hablado durante todo el curso del “objetivo de los 50 puntos”. Pues ya lo han logrado. Con 27 puntos todavía por disputarse, la SD Huesca consiguió en Reus la victoria número 13 de la temporada, lo que sumado a los 11 empates, supone alcanzar la deseada cifra de los 50, cifra que casi asegura la permanencia en la categoría un año más. Así, con la salvación agarrada con los cinco dedos de la mano, los azulgranas tienen 9 jornadas (juegan contra tres de los cuatro equipos que hay en el ‘playoff’ actualmente) para lograr un ¿imposible?

Además, la victoria permite a los de Anquela aumentar una jornada más la racha de partidos sin perder a 9, convirtiéndose así en la racha viva más larga de toda la Segunda División. Y es que desde el derbi aragonés a principios de febrero, la SD Huesca no conoce la derrota, acumulando 6 victorias y 3 empates, es decir, 21 de los últimos 27 puntos disputados.

Clasificación tras la jornada 33

clasificacion-j33

  • puache

    Una gozada estar allí, celebrando con los jugadores los 50 puntos.
    Solamente manifestar mi malestar por la pésima organización del Reus y el mal trato a la afición visitante. No querían vender entradas en taquilla, te mandaban a la zona visitante comprado entradas de otra zona, y claro no se cabía… Un desastre

    • Fernando Escartín

      A eso no se le llama mala organización, puache (diría yo), sino mala predisposición. Mala intención, desconfianza, temor. Miedo a posibles enfrentamientos entre aficionados, discusiones, faltas de respeto, provocaciones… que a menudo llevan a confrontaciones.

      Pero eso no es problema del aficionado de a pie que busca una entrada en taquilla. En todo caso, y por decreto de La Liga, mantener vigilancia.

      Es un abuso, lo que dices, como tantos otros que se dan. Atropello, muy difícil de solventar en el momento, y que te llevan a tragar con ello. Pero era digno de denuncia, si es como dices. Porque la libertad de cualquier ciudadano es asistir a donde le dé la gana pagando su entrada. Pero siempre de buena fe y sin buscar nada más que el disfrute del espectáculo.

      Yo, personalmente, odio este tipo de actuaciones. Me rebelan.