El delantero de la Sociedad Deportiva Huesca hablaba ayer con los medios de comunicación para tratar la actualidad del club oscense.
Figueroa ante el Zaragoza en pretemporada | Foto: C.Pascual
Figueroa ante el Zaragoza en pretemporada | Foto: C.Pascual

Héctor Figueroa comenzó hablando de la derrota ante el Nástic de Tarragona y de la visita al Arcángel: “Tenía que llegar la primera derrota. Yo creo que hemos estado muy bien fuera de casa y ahora toca nos toca ir fuera, a Córdoba, a un campo difícil en el que meten a 15.000 personas todos los domingos y hay que ir a ganar como si estuviéramos jugando en casa“.

El ariete canario habló de los aspectos a mejorar: “Creo que nos hemos estado precipitando a la hora de decidir bien la finalización de las jugadas. Hasta hace unos partidos éramos uno de los equipos que más tiraba y eso algún día cambiará y meteremos los goles. Nosotros trabajamos día a día para intentar meter el gol y cuando nos toque está claro, hay que marcar”.

“El equipo está dando una buena imagen”

Héctor comentó su actuación en Tarragona, el fallo que podía haber supuesto el 2-1, y su trayectoria en el equipo: “Entré en un momento complicado porque íbamos perdiendo. Poco a poco voy entrando en las convocatorias y entrar otra vez en el campo con el equipo me sentí ilusionado por volver a jugar. Le he dado muchas vueltas a la jugada, como a todas. No era como otras pero está claro que hay que olvidarse y centrarse en el partido del domingo para si tengo otra, intentar meterla“.

Figueroa habló de la competencia en los puestos de ataque: “Es buena, ahora están Mainz y Luis y lo están haciendo bien. El equipo está dando una buena imagen, Mainz tanto el año pasado como éste cada vez que juega puede hacer los goles que se le pide y Luis está haciendo un gran trabajo. Ahora he entrado yo y espero seguir entrando para ayudar al equipo“.

El delantero isleño intentó explicar los errores cometidos en el Nou Estadi: “Nos cogió un poco la falta de actitud que no hemos tenido en otros partidos y la mala suerte que tuvimos con el segundo gol justo antes del descanso, nos mató un poco a la hora de remar con un 2-0. Todos los partidos no pueden salir bien, ahora hay que olvidarlo e ir a Córdoba a ganar“.

Figueroa valoró positivamente el desplazamiento al Arcángel: “Después de una derrota es lo mejor, que toque un equipo como éste para ir otra vez reenchufados y mentalizados de que tenemos que volver a ser uno de los mejores equipos fuera de casa. Todavía queda mucha liga y hay que ir partido a partido”.

“Vengo de un equipo de Primera pero no voy a jugar por la cara”

A propósito del partido del domingo, el ariete habló del rival: “Es un equipo que ha descendido y se ha perfeccionado para subir a Primera, hay que tener cuidado porque tienen muy buenos jugadores. Durante la semana estamos preparando el partido y con nuestras armas intentaremos sacar algo bueno en Córdoba”.

Héctor Figueroa habló de su situación personal: “No es buena porque uno quiere jugar siempre lo máximo posible. Vengo de un equipo de Primera pero no voy a jugar por la cara. Tengo que trabajar, he venido a sumar y a aportar lo mío. Está claro que uno quiere jugar más pero eso es el trabajo diario y en eso decide el míster“.

.