Los dos futbolistas de la SD Huesca reaparecieron en el Nou Estadi ante el Nàstic de Tarragona tras contar poco o nada hasta la fecha para el técnico andaluz.
Foto: laliga.es
Figueroa controla el esférico ante la atenta mirada de Laguardia, en el Huesca 2-3 Alavés | Foto: laliga.es

El pasado domingo en el Nou Estadi, Carlos Calvo y Héctor Figueroa volvieron a disputar minutos con el conjunto azulgrana. Ambos jugadores no han contado mucho para el técnico andaluz, Luis García Tevenet. Las primeras jornadas fueron piezas clave en el cuadro oscense, llegando a estar en el once inicial del equipo, pero poco a poco fueron desapareciendo y ni si quiera pudieron jugar como sustitutos de sus compañeros.

El centrocampista llegó a la entidad altoaragonesa ya comenzada la nueva campaña. Por ello, el primer choque ante el Alavés no llegó a jugarlo. No sería hasta la tercera jornada ante el Tenerife cuando Carlos Calvo debutó con la elástica azulgrana. Salió al terreno de juego en sustitución de Darwin Machís en los últimos diez minutos del choque. Tras la primera toma de contacto, el jugador madrileño estrenó titularidad en el siguiente partido. Ante el Girona llega a participar en toda la primera mitad y en un cuarto de la segunda parte. El entrenador de la SD Huesca dió paso a Machís por él.

Regresó al once inicial en la siguiente jornada ante el Elche. Calvo jugó como volante izquierdo, alternándose el costado con Tyronne, pero la poca influencia que tuvo en el juego y su aspecto apático sobre el verde hicieron que se quedara en la ducha en el descanso, siendo sustituido por José Gaspar. Desde ese encuentro ante el conjunto ilicitano, Carlos Calvo no retornaba al terreno de juego hasta la duodécima jornada contra los catalanes, en el que gozó de la mayoría de minutos de la segunda parte tras la sustitución de Mainz.

Por su parte, Héctor Figueroa llegaba a la SD Huesca para reforzar la delantera. La confianza de Tevenet hacia el jugador fue total tras alinearlo en el primer encuentro del curso ante el equipo vitoriano. La competencia en la delantera hacía que Luis Fernández fuera el elegido en las siguientes jornadas, contando minutos el canario en sustitución de éste contra los gerundenses. Ante el Elche volvió a la titularidad, en el que disputó 75 minutos, y no logró anotar ningún gol.

Después de siete jornadas, Héctor Figueroa reapareció en el terreno de juego en los últimos 10 minutos para la conclusión del choque ante el Nàstic de Tarragona, en el que poco pudo hacer para evitar la primera derrota fuera de casa.

 

  • Topacio

    Carlos calvo aun que se hubiera quedado en Granada o en Cádiz no habría pasado nada. Vale mas que dejéis oportunidades algún filial.