Aguilera en El Alcoraz contra el Elche | Foto: LaLiga

Ya está aquí la sexta entrega del 1×1 en SPORTHUESCA.com. Como si de una película de terror se tratase el Huesca dejó a su parroquia atemorizada ante semejante segunda parte vivida. Tras una primera parte igualada y un inicio de segunda esperanzador, una jugada individual perforó no solo la puerta de Herrera, sino el alma de todo el equipo. Anquela, en lugar de dar serenidad y pensar con tranquilidad, apuntilló al equipo como si fuera el peor de los enemigos. Demasiada sangre la derramada y demasiado grande la herida en una tarde aciaga de septiembre.

Sergio Herrera (3) 

Expectante: Tuvo una tranquila primera parte en la que apenas pasó apuros. En la segunda encajó nada menos que tres goles en prácticamente los mismos tiros. En el primer gol ilicitano quizás pudo hacer algo más. No fue su mejor día.

Akapo (5,5) | EL MEJOR

Atrevido: Le tocó lidiar con la más fea, pero a pesar de ello fue lo único destacable en la primera parte del Huesca, haciendo un despliegue de sus condiciones. En la segunda no se prodigó tanto y echó de menos la ayuda de Alexander para parar al bueno de Hervías, al cual le dejó excesiva distancia y mucho tiempo para pensar en el primer gol del Elche. Aún así y pese a ello fue el menos malo de un Huesca muy pobre. 

Jair Amador (3)

Abandonado: En la primera parte volvió a demostrar una gran compenetración junto a Carlos David, para dar paso a una segunda en la cual se vio desbordado y finalmente abandonado a su suerte con un planteamiento que rozó la utopía. 

Carlos David (5)

Lesionado: Tuvo que dejar su sitio a Melero en el descanso debido a las molestias que arrastra en el pubis. A pesar de no estar a su mejor nivel físico, cuajó una primera parte muy correcta.

Rajko Brežančić (1)

Desorientado: Quizás su entrada fue la que más sorprendió en la alineación titular. Por un lado, Anquela quería, con su entrada, buscar algo más de profundidad y de paso dar descanso a César Soriano. Era su debut en liga y lo cierto es que su aportación fue pobre. Desbordado, con una falta de rigor táctico preocupante, fue una bendición para su par ilicitano. Por algunos instantes de la primera parte desesperó al míster jienense y a la parroquia local. 

Valentín (2)

Confundido: Sin que sirva de excusa es muy difícil rendir a buen nivel cuando unas veces por circunstancias del juego en forma de lesión y otras por ocurrencias tienes que variar tu posición varias veces dentro de un mismo partido. Empezó de medio centro acompañando a Juan Aguilera en una primera parte correcta, para dar paso a una segunda que inició de central para acabar desorientado en el centro de campo junto a Melero. 

Juan Aguilera (5)

Saturado: Terminó exahusto y lesionado fruto de su papel de cortafuegos. Tuvo que dejar el terreno de juego para dar entrada a Boris y allí el equipo se partió. Es el faro que guía a esta SD Huesca y su baja unida a la de Carlos David suponen un gran contratiempo para los hombre de Anquela.

Alexander (2)

Preocupante: Su estado físico es preocupante pero es más preocupante la falta de colaboración cuando hay que correr hacia atrás. Pelea, lo intenta, no deja de ofrecerse pero casi todo ello es de medio hacia delante. Sus palabras en zona mixta tras el partido fueron desafortunadas. Muy mal tiene que ver Anquela su banquillo para no ofrecerle un descanso. 

David Ferreiro (3)

Desaparecido: Hoy al igual que en Sevilla es muy poco lo que hemos visto al bueno de David sobre el terreno de juego. Ya sea por el exceso de minutos en semanas con tres compromisos o por ese inicio de liga que ha puesto su listón tan alto. El nivel de los últimos partidos ha sido más bajo de lo esperado. 

Samu Saíz (4,5)

Capitán: Volvía tras su ausencia en el último compromiso ligero y lo cierto es que lo poco que ofreció el equipo azulgrana en ataque nació de sus botas. Excesivamente individualista en la primera parte fue el único con algo de atrevimiento y calidad. Su presencia es clave, todos le buscan, todos se paran y todos le miran. No se si hay ‘Samudependencia’, pero cuando él interviene todo se acelera, todo se vuelve impredecible. Está claro no fue su mejor versión, posiblemente mermado por su lesión de los últimos días. 

Borja Lázaro (4,5)

Trabajador: Los delanteros viven del gol y para bien o para mal siempre ponemos nuestra atención en ellos. Está claro que Borja no tuvo la suerte de anotar; tampoco tuvo muchas opciones para ello. Aún así peleó, se fajó, ganó prácticamente todos sus duelos por arriba y dejó la sensación de que si alguien debe ser el primer ariete de este equipo es él. Se marchó desfondado, sin suerte, pero habiéndolo dado todo. Los goles llegarán si sigue trabajando así.

Los cambios

Melero (4)

Tibio: Tenia una gran oportunidad para reivindicarse pero realmente se quedó en un quiero y no puedo. Calidad tiene, su pausa con la pelota es mucho mayor que casi todos los que han participado este año junto a Aguilera en el mediocentro. Además, en alguna fase apuntó una variante que puede ser muy interesante, su llegada, pero deja la sensación de que puede dar mucho mas de sí. Merece la confianza de Anquela pero debe de venir acompañada de un paso al frente del futbolista.

Urko Vera (3,5)

Voluntarioso: Su salida al campo tuvo un par de acciones que dieron lugar para la esperanza, pero nada más lejos de la realidad, volvimos a ver al Urko, desubicado, que no gana duelos por arriba y romo en ataque. Su trabajo está fuera de toda duda, pero el trabajo es un bagaje demasiado pobre para alguien de su caché.  

Boris Cmiljanic (4)

Omnipresente: Seguramente no sea el delantero que todo aficionado quiere en su equipo, más que nada porque al aficionado de este Huesca todo delantero que no haga gol no le vale. Pero si medimos a todos por el mismo rasero no nos vale ninguno, al menos por el momento. Salta al campo con hambre, se mueve con inteligencia, tiene detalles de calidad, pero le falta lo que todo buen torero domina, ‘temple y saber rematar la faena’. El día que lo consiga estará muy cerca de ser el ‘9’ que este equipo necesita.

                               NOTA GLOBAL: 3,5