David Recio enfilando hacia la primera transición | Foto: CP Mayencos
La sección de triatlón del Club Pirineísta Mayencos de Jaca había inscrito a cuatro de sus componentes, tres hombres y una mujer, en el “Infinitri Half Triathlon” de Peñíscola, Campeonato de Triatlón de Media Distancia de la Comunidad Valenciana. La prueba que convocó a casi 800 participantes, ha dejado un muy buen sabor de boca para toda la expedición de Mayencos, corredores y acompañantes.
David Recio enfilando hacia la primera transición | Foto: CP Mayencos
David Recio enfilando hacia la primera transición | Foto: CP Mayencos

La prueba arrancaba a las 7:30 de la mañana en la playa sur del promontorio de Peñíscola, donde se encuentra ubicado el Castillo del Papa Luna. Desde allí y tras 2.090 metros de natación, se salía por la playa norte para acceder a la primera transición. El agua estaba, como la mañana, fría, muy fría (alrededor de 14 grados). A la temperatura se sumaba cierta tensión por la presencia de un banco importante de medusas que el día anterior habían encontrado los triatletas que habían estado reconociendo la zona de la natación. A pesar de ello, la salida se daba con normalidad y nadie sufría ningún contratiempo.

Los cuatro de Jaca salían del agua con ganas de coger la bicicleta, muy a pesar del fuerte viento que ya se levantaba en la orilla, creando una pequeña tormenta de arena en las inmediaciones del área de transición. El primero en afrontar los 89’5 km sería Fran Cubero, seguido de David Recio, Alfonso Zurita y más tarde de María Tena. Todos con unos tiempos muy similares. A partir de ahí comenzó una encarnizada lucha contra el viento, de la que salió mejor parado Recio, que aventajó claramente a sus compañeros. Alfonso sufría problemas estomacales tras haber recibido un fuerte golpe en el abdomen en el agua. Fran Cubero, que prepara su segundo Ironman, se lo tomaba con calma, sabedor de lo que le espera en unas semanas, y María Tena sufría lo que sería la nota negativa de la jornada: muchas de las participantes femeninas veían como se las detenía en la segunda transición por no haber entrado en el tiempo de corte fijado por la organización. Casi todas ellas por escasos minutos. Sin duda alguna, el fuerte viento reinante, con rachas importantes, que hacían que muchos de los corredores sufrieran para mantenerse firmes sobre sus máquinas, influyó de manera determinante en que muchos de los participantes no pasaran el corte. La triatleta de Mayencos, tras hablar con los jueces, toma la decisión de continuar la prueba fuera de competición (siendo la única que lo hace) sin importarle figurar en los papeles oficiales. Es su primer triatlón de distancia medio Ironman, lo ha preparado a conciencia y no quiere que, por unas circunstancias que se le han puesto totalmente en contra, se frustren sus aspiraciones de lograr esa condición de “finisher”, tan deseada por todos los que se presentan a este tipo de competiciones.

Así pues, todos los Mayencos siguen adelante en el tercer segmento de 20 km de carrera a pie. David Recio, muy regular en todos los segmentos, logra una magnífica 59ª posición entre los más de 700 corredores, con magnífico tiempo de 4 horas y 49 minutos, bajando considerablemente, a pesar del fuerte viento, su crono del año anterior. Alfonso Zurita se recupera de sus problemas y también finaliza con un tiempo muy bueno de 5 horas 26 minutos, con Fran Cubero a tan sólo 3 minutos de Zurita. Por su parte, María Tena prosigue en carrera, a pesar de conocer que no va a entrar en las clasificaciones, y termina su primera prueba de media distancia con un sabor de boca extraordinario que le devuelve la sonrisa y las ganas de seguir participando en estos eventos, con mayor fuerza si cabe. La organización reconoce su empeño y pundonor, y le premian con la medalla y camiseta de recuerdo que la acredita como finalista de este durísimo reto.

Parte de la expedición, en la jornada previa | Foto: CP Mayencos
Parte de la expedición, en la jornada previa | Foto: CP Mayencos

Por otra parte, otros dos triatletas de Mayencos se desplazaban a Madrid a participar respectivamente en el Maratón y el Medio Maratón de la capital, Luis Escalante y Rafa. Un perfecto complemento para preparar los próximos retos que a ambos les esperan en el mundo del triatlón.

Los triatletas de Mayencos se preparan ahora para la que sin duda va a ser, la cita más importante de la temporada para la sección, el Ironman de Lanzarote. Esta prueba, mítica dentro del mundo de la franquicia “Ironman”, cumple este año su 25º aniversario, y Mayencos Brico-Jaca no quiere perder la oportunidad de acudir a este momento histórico. Serán cuatro los representantes del Club, Héctor Carrión, Luis Escalante, Fran Cubero y Luis Lardiés, quienes volaran a mediados del mes de mayo a la isla para intentar poner, por primera vez en la historia del Club, un equipo de cuatro corredores en una prueba que constituye lo máximo dentro de este apasionante deporte de las tres disciplinas.

A medida que se vaya acercando el acontecimiento, el club ampliará información sobre la cita, un nuevo motivo para conmemorar el 60º aniversario del Mayencos, junto a un sinfín de eventos y actividades, que darán color a esa cifra de la que pocos clubes en nuestra Comunidad pueden presumir.