El buen momento que está atravesando el Club Baloncesto Peñas a nivel colectivo, ha quedado reflejado esta semana también en el plano individual. El jugador peñista Goran Huskic se ha convertido el mejor jugador de la jornada gracias a sus números frente a Palencia.

Tras los pasos de Max Salash

Huskic peleando un rebote frente a Palencia | Foto: C.Pascual
Huskic peleando un rebote frente a Palencia | Foto: C.Pascual

El pívot serbio de 2,10 cedido por Guipuzkoa Basket para que se termine de moldear en las manos del escultor Quim Costa, toma el relevo de Max Salash como mejor jugador de la jornada de las filas del Peñas. La última vez fue en la jornada 29 del curso pasado en la que el jugador bielorruso con 27 de valoración en el partido que enfrento al conjunto oscense contra Palencia, casualmente en ese partido se perdió 90-74.

Crecimiento en Huesca

Tras su paso por la liga universitaria estadounidense en las filas del Howard College, la segunda división de Serbia, y sus paso por Liga Endesa de la mano de Guipuzkoa Baket parece haber encontrado su sitio en Huesca. Un lugar perfecto para dar el salto a ACB la próxima temporada con total seguridad de poder triunfar.

Sus números este año están siendo buena muestra de su salto de nivel: 12.2 puntos por partido en los 22 minutos que disputa, 6.6 rebotes por encuentro junto a un acierto cercano al 30% para un pívot, hacen de él todo un futurible ACB para el curso 2016/2017.

Liderando la noche mágica del Palacio

El MVP de Huskic no ha llegado en un partido más de la temporada, ha llegado en el partido clave de la temporada, en el partido que el baloncesto volvió a subir al primer cajón del pódium del deporte oscense.

Frente al líder, con un Palacio de los Deportes repleto, en ese día eligió este serbio de 23 años ser el MVP de la jornada. Sus números en el encuentro son de locura, esa locura colectiva en la que se encuentra el club: 24 puntos, 11 rebotes, 2 recuperaciones, 2 tapones, 2 asistencias y 4 faltas recibidas para sumar el total de 30 de valoración.

Sin duda una noche que jamás olvidará, su mejor actuación desde que se encuentra en el Peñas y también en España.