Goran Huskic ejerió de líder en las filas del mejor Peñas Huesca de la historia reciente y con el que firmó su tercer galardón. Todo ello gracias al gran encuentro del center serbio para llevar hasta las semifinales a un equipo al que iluminó con 25 puntos (9/16 TC), 4 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones, 1 tapón y 9 faltas recibidas.

mvp goran playoffUn gran premio que permanecerá para siempre ligado al carácter ganador de un Goran Huskic que ejerció como una de las claves a la hora de encontrar el camino al triunfo en el segundo tiempo: “Después de los dos triunfos en Oviedo esperábamos que ellos llegarán a Huesca muy mentalizados a la hora de intentar darle la vuelta pero después de haber perdido en la noche del viernes no podíamos dejar que la eliminatoria volviera a Oviedo. No empezamos bien y nos vimos con seis puntos de desventaja al descanso por lo que en el vestuario hablamos y nos dimos cuenta de que en el tercero ellos habían sido capaces de ganar pese a haber ido abajo al descanso por lo que nosotros debíamos de ser capaces de hacer lo mismo nada más regresar a la pista. Salimos mucho más fuertes y ahí comenzó a cambiar el partido… Todo salió como realmente deseábamos y pudimos cerrar el triunfo y el pase a semifinales con el que tanto habíamos soñado”.

Una remontada basada en la explosión del equipo y con mención de honor para un Huskic que pese a su buen momento no duda a la hora de restar importancia a su actuación: “Fue un partido realmente bueno y estoy muy contento de cómo salió todo pero no hay que olvidar que el mérito no es mío sino de mis compañeros que supieron encontrar mi buen momento aprovechando aquellos aspectos en los que me estaba sintiendo realmente cómodo. Este es un equipo sin egoísmos y en el que nadie está por encima de nadie, ayer me tocó a mí y en el próximo partido será otro compañero el que destaque”.

Y es que esa es precisamente la clave de un grupo que destaca por la ambición y la humildad de un vestuario comprometido con el equipo: “El tener una buena dosis de talento en el grupo es algo muy importante pero eso no sirve de nada si no tienes una buena química en el vestuario… Somos un grupo muy unido y con una buena dinámica de trabajo y eso es esencial para que hayamos podido llegar hasta aquí y para que podamos seguir soñando ahora de cara a las semifinales”.

*Fuente: FEB/Pablo Romero