Sportevento PORTADA

Gonzalo Melero se gusta en el estreno ante su nueva afición

2
El madrileño disputó su primer partido como azulgrana en El Alcoraz y, actuando en el enganche, fue uno de los futbolistas más destacados del cuadro de Anquela, e incluso levantó algún ‘oh’ de su afición.

Gonzalo Melero ya sabe lo que es jugar un encuentro en El Alcoraz. La afluencia de público en el feudo azulgrana no fue la esperada; al rededor de mil aficionados acudieron al estadio, pero eso no le restó brillantez a un bonito duelo. El ex de la Ponferradina completó 45 minutos tras ser de la partida y demostró las cualidades técnicas que atesora.

Bar Álvaro

El futbolista jugó de mediapunta, por delante de un doble pivote formado por Juan Aguilera y Juanjo Camacho, aunque eso no le impidió moverse con libertad. Melero bajó a recibir y desequilibró en tres cuartos con esas fintas y esos cambios de ritmo tan característicos de los jugadores llenos de inteligencia. Fue el mejor azulgrana en un centro del campo en el que Camacho sigue dejando muestras de su talento y experiencia y en el que Aguilera, imprescindible, estuvo algo lento e impreciso en alguna acción.

El ‘8’ azulgrana fue sustituido al descanso pero el primer tiempo le bastó para saber qué puede dar de sí al conjunto de Juan Antonio Anquela. Melero, de un perfil parecido al de Samu Sáiz pero siendo un futbolista más estático y de control-pase que profundamente explosivo e inquieto como el rubio, ya levantó a algún aficionado de su asiento y dejó entrever que será importante en el equipo.

Al cuadro altoaragonés le sigue faltando un mediocentro para completar la medular y ofrecerle la máxima competitividad al técnico jienense en el centro del campo. Con, por ahora, Bambock, Juan Aguilera, Juanjo Camacho, Gonzalo Melero y Samu Sáiz para tres posiciones, las del doble pivote y el mediapunta, el formado en las categorías inferiores del Real Madrid no tomará, a priori, un papel de fundamental en la plantilla pero puede dar mucho que hablar desde el banquillo.

Sus prestaciones técnicas son lo suficientemente grandes como para que sea capaz de desequilibrar encuentros atascados y que el Huesca no se vea en la única obligación de tener que tirar de Samu Sáiz para ser mejor.

También podría interesarte Más del autor

Comentarios