El Girona regresa a la senda del triunfo antes de medirse a los azulgrana | Foto: LaLiga
El equipo de Machín venció en el Anxo Carro al Lugo (1-2) y ya está un poco más cerca de ascender a la Liga Santander.

Los gerundenses comenzaron el encuentro arrollando a un Lugo que no se encontraba en el campo. El Girona quería afianzarse en la segunda plaza y eso se demostró en los primeros minutos del partido. En poco más de un minuto, el marcador ya estaba a favor de los catalanes, cuando Pere Pons arrebató un balón en la salida del Lugo que finalmente acabaría en autogol de Carlos Hernández (2′) al intentar despejar.

Bar Álvaro

Pocos minutos después, Djaló derribó a Longo dentro del área y el colegiado señaló penalti. El propio delantero transformaría la pena máxima para hacer el segundo en el marcador (18′). Los de Luis César Sampedro reaccionaron tras el descanso, aunque el Girona supo jugar sus cartas y siempre fue por delante en el marcador.

Finalmente, el conjunto local recortaría distancias tras un lanzamiento de penalti del pichichi Joselu en los últimos minutos (89′), con el que dio vida al Lugo. Alcalá vio la segunda amarilla por tocar el balón con la mano en dicha acción, siendo expulsado y causando baja para el duelo ante el Huesca.

A pesar de ello y de los intentos de su equipo, el Girona impuso su fortaleza defensiva para llevarse 3 puntos importantes. A falta de seis jornadas para la conclusión del campeonato, el Girona se sitúa con 7 puntos de ventaja sobre el tercer clasificado, el Getafe. Con la victoria del domingo, el equipo catalán alargó su racha en el Anxo Carro, donde no conoce la derrota.