Jugadores del Gigantes y del Quebrantahuesos RC en un saque de banda | Foto: Quebrantahuesos RC
El Quebrantahuesos se desplazó a tierras navarras para disputar un nuevo encuentro frente al Gigantes de Navarra que pese a la abultada derrota que sufrió, demostró mucho coraje frente a la avalancha de juego de unos altoaragoneses que lograron la victoria más amplia de su historia.
Jugadores del Gigantes y del Quebrantahuesos RC en un saque de banda | Foto: Quebrantahuesos RC
Jugadores del Gigantes y del Quebrantahuesos RC en un saque de banda | Foto: Quebrantahuesos RC

Con toda una semana en la que los oscenses habían entrenado duro con la intención de subsanar los errores que condenaron al equipo contra el Tarazona, el equipo llegó al partido con una gran confianza en sí mismo para volver a la senda de la victoria; solo se interponía un conjunto navarro muy mermado de efectivos que llegó a jugar con 14 jugadores durante todo el encuentro.

El enfrentamiento comenzó muy vibrante, dejando intuir que iba a ser un resultado abultado, pues a los 11 minutos, el Quebranta lograba el bonus ofensivo gracias a los ensayos de Mathieu (por partida doble), Vili y Petol. Los visitantes rompían con mucha facilidad la línea de defensa de los navarros y en cada rotura, llegaba un nuevo ensayo. El descanso llegaba reflejando un 0-46 en el electrónico.

Tras la reanudación, la tónica siguió igual. Jugada tras jugada, el Quebranta rompía la defensa de unos Gigantes cada vez más cansados que con 14 jugadores y evidentemente sin cambios, no podían mantener el ritmo de unos Quebrantahuesos desatados. Nuevos ensayos se sucedían y el resultado crecía. El conjunto navarro además, tuvo que sobreponerse a las dos tarjetas amarillas que vieron sus jugadores, dejando con 12 jugadores al equipo. Los anotadores en la segunda parte fueron Clemente, Tom, Aitor, Vili, Said (2) y Heko. Ángel sumó 6 conversiones y Garrote otra más para el resultado final de 0-93El Quebrantahuesos lograba la victoria más abultada de su historia.