Tras recordar la semana pasada a uno de los futbolistas más “ilustres” que han pasado por la SD Huesca en toda su historia, Toni Doblas, en esta ocasión nuestro protagonista es precisamente el guardameta al que el sevillano arrebató la titularidad en la portería azulgrana hace ya más de cinco años. ¿Qué fue de Miguel Martínez tras abandonar la SD Huesca en 2010?
Miguel Martínez, en su presentación como portero del Albacete | FOTO: Escuela de porteros Zamora
Miguel Martínez, en su presentación como portero del Albacete | Foto: Escuela de porteros Zamora

Miguel Martínez (Logroño, 25 de noviembre de 1981) abandonó la SD Huesca en el verano de 2010 debido a la falta de oportunidades en el equipo del Alto Aragón. Había llegado al club dos temporadas atrás, en el regreso del conjunto azulgrana a Segunda División, procedente del recién descendido también a la categoría de plata Real Zaragoza. Allí había permanecido casi ocho años, desde que se le contratase procedente del CD Calahorra en 2001 para jugar en el filial maño, con etapas en Zamora y Lleida, como cedido, de por medio. Sin embargo, nunca llegó a tener una oportunidad real para jugar en el primer equipo zaragocista, por lo que tras el descenso a Segunda se enroló en las filas del Huesca.

Sin embargo, en Huesca tampoco contó con las oportunidades que andaba buscando. En su primera temporada a las órdenes de Antonio Calderón tan solo disputó seis encuentros, estando en todos los demás a la sombra de Edu Navarro. Con la marcha del ya retirado portero al Numancia en 2009, Miguel se hizo con la titularidad en la portería oscense… hasta que llegó Toni Doblas en noviembre. Desde entonces, Miguel tan solo jugó dos partidos más, completando así un total de 14 encuentros disputados aquella temporada. Tras ello, y una vez finalizó su contrato con la entidad azulgrana, recibió la llamada del que había sido su entrenador las dos anteriores temporadas con el Huesca, Antonio Calderón, para fichar por el Albacete.

Aquella fue una temporada horrible para los castellano-manchegos, que finalizaron como colistas de la Liga Adelante, jugando Miguel tan solo los últimos partidos de Liga con el equipo ya descendido desde hacía varias jornadas, ya que nuevamente el logroñés tuvo que estar bajo la sombra de otro cancerbero durante toda la temporada; en esta ocasión se trató del actual portero del Real Madrid, Keylor Navas. Ya con el equipo en Segunda ‘B’, la directiva decidió seguir apostando por él en la categoría de bronce, haciéndose así por fin con la titularidad en la portería. A pesar de jugarlo todo con el Albacete, acabó resultando una temporada muy pobre del “Alba”, que ni tan siquiera alcanzó la promoción de ascenso a Segunda División, si bien lograron eliminar de dieciseisavos de la Copa del Rey al Atlético de Madrid. Para la 2012/13 Miguel decidió volver a probar suerte en el norte, esta vez en Vitoria, y fichó así por el Deportivo Alavés.

Miguel, a sus 34 años, prosigue su carrera en el equipo de su tierra, la UD Logroñés | FOTO: larioja.com
Miguel, a sus 34 años, prosigue su carrera en el equipo de su tierra, la UD Logroñés | FOTO: larioja.com

De nuevo arrancó como titular en la portería vitoriana, en el que acabaría siendo el año del regreso del “Glorioso” al fútbol profesional. Sin embargo, su temporada acabó en noviembre de 2012, el mismo mes en el que Toni Doblas le había arrebatado la titularidad en la portería de la SD Huesca tres años atrás, cuando se rompió el cruzado. Ni un solo minuto más en lo que restó de campaña, por lo que al acabar la misma, y con el ascenso del Alavés a Segunda, Miguel, a sus 32 años, decidió que ya iba siendo hora de volver a casa, y firmó por el Logroñés para la temporada 2013/14.

Allí, Miguel permanece jugando actualmente, a sus 34 años, en el Grupo I de Segunda División ‘B’. Indiscutible en la portería riojana desde que llegase Carlos Pouso al banquillo, llegó a disputar la temporada pasada el ‘playoff’ de ascenso a la Liga Adelante, siendo eliminados en primera ronda por la que sería posteriormente la víctima de la SD Huesca en la final, el Huracán de Valencia, en una eliminatoria que llegó hasta la prórroga y que estuvo cargada de polémica arbitral, y que Miguel disputó al completo. Miguel Martínez es, a día de hoy, uno de los capitanes de la UD Logroñés, y ha jugado todos los minutos de los cuatro partidos disputados hasta el momento en esta temporada 2015/16, en los que el conjunto riojano se mantiene en la zona noble de la tabla.

Como curiosidad, Miguel Martínez se enfrentó al que fue su equipo este verano pasado, en pretemporada, cuando la SD Huesca visitó Logroño para verse las caras con el conjunto que dirige Carlos Pouso. Miguel disputó la segunda mitad de un partido amistoso que finalizó con empate a 1 en el marcador.