Llega a SPORTHUESCA.com un nuevo capítulo de la sección “¿Qué fue de…'”. En esta ocasión recordamos a Edu Roldán, titular indiscutible en las cuatro temporadas que permaneció en el Huesca con el que consiguió el ascenso a Segunda División en 2008, y que se retiró del fútbol profesional en 2012. Actualmente, ejerce como fisioterapeuta en un equipo de Segunda División.
Edu Roldán pugna un balón con un futbolista del Eibar en El Alcoraz (2008/09) | Foto: cosassobrefutbol.blogspot.com
Edu Roldán pugna un balón con un futbolista del Eibar en El Alcoraz (2008/09) | Foto: cosassobrefutbol.blogspot.com

Eduardo Roldán de Aranguiz López (Vitória, 13 de septiembre de 1977) llegó a la SD Huesca por primera vez en 2005 en calidad de cedido procedente del Real Unión, después de una temporada en la que a punto estuvo de lograr el ascenso a Segunda División con los guipuzcoanos.

Criado en la cantera del Alavés, el centrocampista vasco pasó por el Aurrerá (hizo siete goles en su última temporada) y el filial del Real Zaragoza antes de dar el salto a la categoría de plata con el Eibar en 2002. Sin embargo, en el mercado invernal de la temporada 2002/03, y ante la falta de oportunidades con los armeros, se marchó cedido al Real Unión, donde jugó la promoción de ascenso a Segunda (repetiría dos años después con el mismo equipo).

En su vuelta al Eibar nuevamente disputó apenas trece encuentros, por lo que en verano de 2004 retornó, ya fichado, al Real Unión. Después de casi lograr el ya antes mencionado ascenso en la 2004/05 tras su primera temporada cedido en el Huesca, rescindió con los irundarras para quedarse definitivamente en el conjunto del Alto Aragón a partir de 2006.

Edu Roldán, con el Zamora | Foto: El Norte de Castilla
Edu Roldán, con el Zamora | Foto: El Norte de Castilla

Tras disputar más de setenta partidos con los oscenses en dos temporadas en Segunda ‘B’ y rozar el ascenso en la 2006/07, fue testigo directo de aquella mágica tarde en Écija en junio de 2008, en la que por fin el Huesca logró retornar a Segunda División casi medio siglo después.

Ya alcanzada la treintena, jugó quince partidos en su vuelta al fútbol profesional. Apenas quince partidos en los que sin embargo vio un total de tres cartulinas rojas, dos por doble amarilla y una directa, ante Eibar, Levante y Zaragoza, todas en El Alcoraz. Parecía que nuevamente la Segunda División se le había quedado grande, por lo que para la 2009/10 firmó por el Zamora.

Con los castellano-leoneses batió su mejor marca de encuentros disputados en una campaña, con un total de 34, algo que sin embargo no sirvió para evitar que se marchase a la SD Ejea de Tercera División, ya con 33 años. Finalmente, se retiró del fútbol en 2012 tras dos temporadas en el conjunto zaragozano, obteniendo además el título de campeón de Tercera en la última y cayendo en el ‘playoff’ ante La Pobla de Mafumet.

Edu Roldán, fisioterapeuta del Alavés | Foto: deportivoalavés.com
Edu Roldán, fisioterapeuta del Alavés | Foto: deportivoalavés.com

Edu Roldán, quien cursó Magisterio de Educación Física en Vitoria y Fisioterapia en Zaragoza, comenzó a trabajar en el equipo de fisioterapeutas del Alavés, el club de su ciudad y donde comenzó a jugar al fútbol, alternando el filial con el primer equipo: “Ya eran muchos años fuera de casa y, aunque tenía ofertas para seguir jugando, la idea de dedicarme exclusivamente a esto me sedujo y tomé la decisión”, explicó el mediocentro vasco.

Actualmente, Edu Roldán ejerce de fisioterapeuta del primer equipo del Deportivo Alavés en la Liga Adelante. Con ‘El Glorioso’ visitó Huesca en la primera jornada de esta temporada.