Vuelve a SPORTHUESCA.com la sección “¿Qué fue de…?”. Tras Nacho Novo, en este nuevo capítulo nuestro protagonista será Borja Rubiato, quién se ha convertido en un auténtico trotamundos desde que abandonase la SD Huesca en 2010, siendo desde hace apenas unos días nuevo futbolista del Trival Valderas de Alcorcón. Rubiato es el perfecto ejemplo del “profesional” y no “estrella” en el mundo del fútbol, que ha tenido que cambiar de aires constantemente para ganarse las habichuelas.
FOTO: Heraldo
Borja Rubiato con la camiseta de la SD Huesca | Foto: Heraldo

Borja Rubiato (Madrid, 13/11/84) llegó a Huesca para disputar la temporada 2009/10 en la Liga Adelante a las órdenes de Antonio Calderón. Se trataba de su debut en la categoría de plata tras haber despuntado la campaña anterior en el Cádiz, con el que había logrado el ascenso a Segunda División. Formado en las categorías inferiores de Las Rozas CF, al igual que el también ex azulgrana Pepe Aicart, pasó por los filiales de Getafe, Osasuna y Atlético de Madrid y el extinto CD Cobeña antes de recalar en las filas del conjunto gaditando, y posteriormente en las del Huesca.

Su temporada en la plantilla del conjunto del Alto Aragón estuvo basada en la primera vuelta. En ella hizo tres goles, en Elche en la primera jornada, en Salamanca en la octava y en El Alcoraz en la décimo primera ante el Hércules. El resto de la temporada fue de auténtico calvario para el delantero madrileño lastrada por unas lesiones que fueron poco a poco acabando con su etapa en la SD Huesca. Su último choque de azulgrana fue en casa ante el Real Unión, cayendo los de Calderón por 2-3.

Rubiato, con la camiseta del Marbella, su último equipo en España hasta el momento | FOTO: portalcadista.com
Rubiato, con la camiseta del Marbella, su último equipo en España hasta el momento | FOTO: portalcadista.com

Después de abandonar el Huesca en verano de 2010, Rubiato se comprometió con el Real Oviedo, para el que jugó durante dos temporadas en las que no pudo superar la decena de goles, sin conseguir el objetivo final del ascenso a Segunda División. Para la 2012/13 fichó por el Zamora, donde hizo un total de ocho goles hasta su marcha en el mercado invernal a la RSD Alcalá, debido a la delicada situación económica y deportiva que atravesaba el conjunto castellano-leonés. Sin embargo, la cosa no mejoró con los madrileños donde Rubiato hizo cuatro goles en la media temporada que pasó en el club, y el Alcalá acabó descendiendo a Tercera División al finalizar la campaña.

Tras ello, el delantero se embarcó en la primera de sus aventuras; la que le llevó en verano de 2013 a emigrar a Estados Unidos y a fichar por los San Antonio Scorpions de Texas, equipo que milita en la NASL (North American Soccer League), una especie de segunda categoría del fútbol norteamericano que sin embargo no guarda relación alguna con la MLS. Allí juegan actualmente, entre otros muchos, Marcos Senna y Raúl González, en las filas del NY Cosmos. En los EAU permaneció hasta enero de 2014, cuando se hizo con sus servicios por media campaña el Arbil FC iraquí, equipo que había ganado la Liga Premier de Irak dos años atrás. Cinco tantos hizo en el conjunto asiático hasta que se oficializó su regreso a España en el mercado estival de la temporada 2014/15, concretamente al recién ascendido a Segunda ‘B’ Marbella FC, dirigido por el ex entrenador de la SD Huesca Pablo Alfaro.

Rubiato firma su nuevo contrato con el Trival Valderas de Tercera División
Rubiato firma su nuevo contrato con el Trival Valderas de Tercera División

Sin embargo, en el mercado de invierno de la pasada campaña, y tras tan sólo anotar cuatro goles con el conjunto malagueño, nuevamente Borja dio un giro brusco a su carrera al convertirse en nuevo jugador del Kitchee SC de la liga de Hong-Kong donde compartió vestuario con otros cuatro españoles. Tampoco cuajó en el país oriental a pesar de que su equipo ganó la Liga y Copa de Hong Kong, consiguiendo el delantero tan sólo un gol, y de nuevo hizo las maletas para volver a España. Con 30 años, su regreso a Madrid se hizo oficial hace apenas unos días, cuando Borja firmó el nuevo contrato que le vincula al Trival Valderas de Alcorcón, conjunto recién descendido a Tercera División. Allí completará además su formación como entrenador dirigiendo al Cadete “C” del equipo de la comunidad de Madrid.

Así ha sido la carrera del delantero madrileño Borja Rubiato, un auténtico trotamundos desde que abandonase el Huesca hace ya cinco años hasta día de hoy, siendo el perfecto ejemplo de los que es un “profesional” y no una “estrella” en el mundo del fútbol.

.