Por medio de Kijera el Mirandés anotó un gol psicológico justo antes del descanso aprovechando un libre directo mal defendido por los locales. Jonathan Moya, en el primer balón que tocó, empató el encuentro rematando de cabeza un centro de Óscar. Cuando mejor estaba el Huesca fue el Mirandés quien logró el tanto de la victoria. || CRÓNICA DEL PARTIDO.

.

Bar Álvaro
C.Pascual
Voy fotografiando por la vida, sin prisa, pero sin pausa, con una sonrisa, sin complejos ni temores