El viento quiso hacer acto de presencia en El Alcoraz y molestó tanto a unos como a otros. El árbitro fue determinante en la segunda mitad, primero expulsando a Íñigo López tras una acción dudosa con Esteban, y más tarde por señalar el penalti que supuso el único gol del encuentro y la victoria ovetense. || CRÓNICA DEL PARTIDO.

.