Goles, emoción, intensidad y muchas tarjetas. Zaragoza y Huesca no fallaron y ofrecieron un espectáculo digno de guardar en la memoria. ||CRÓNICA DEL PARTIDO.