Força Lleida y Magia Huesca volvieron a verse las caras en tierras ilerdenses, Alguaire concretamente, 5 días después del encuentro celebrado en Huesca. Nuevamente los oscenses se impusieron por una cómoda diferencia, repitiendo la historia ocurrida en el Palacio de los Deportes entre estos dos equipos de LEB Oro.

A pesar de ser el mismo partido del sábado pasado, Força Lleida y Magia Huesca se volvían a ver las caras con nuevos protagonistas sobre la pista, dado que por parte de los catalantes Leonardo Demetrio y Miquel Feliu se vestían de corto, algo que no habían hecho en Huesca, lo mismo que Jure Gunjina y José Malo por el bando oscense, aunque ambos equipos seguían con bajas por la carga física y lesiones típicas de pretemporada, Alfons Alzamora y Juampi Sutina en Força Lleida y Marcos Portález en Magia Huesca.

Los primeros minutos de partido fueron para el cuadro catalán, con un Rubin de Celis en estado de gracia que metía 7 de los primeros 11 puntos de su equipo para las primeras diferencias poner el 11-5 en los primenos 4 minutos, una distancia que igualarían los peñistas, hoy de blanco, a falta de 2 minutos para el cierre del cuarto, acabando el mismo con empate a 21.

La igualdad fue tónica habitual en los dos primeros cuartos, y es que antes del descanso ningún equipo se distanciaba en un marcador con alti bajos y ventajas para ambos equipos, cerrando así la primera mitad con una canasta sobre la bocina de Garrett Nevels para poner a su equipo delante 43-42 ante un Magia Huesca donde destacaban en la faceta anotadora Álvaro Sanz y un Jure Gunjina con 11 y 10 puntos respectivamente.

Nada más arrancar el tercer cuarto, la historia cambiaría, con un parcial de 0-11 favorable a Magia Huesca que ponía el marcador a 43-53 con el lituano Jokubas Gintvainis como protagonista desde la distancia. Recortaba a 4 puntos Força Lleida a pesar de que el cuarto acabaría 60-67 a favor del equipo altoaragonés con un Jackson Capel acertado desde el triple.

El último cuarto siguió con dominio oscense, que pudo mantener las diferencias con claridad llegando a una máxima de 12 puntos a falta de 3 minutos con 68-80 en el marcador. No obstante el cuadro catalán, hoy de azul, no dio el partido por perdido un con un parcial de 8-0 ponían el marcador 76-80 a falta de 1:40 para el final, que al final fue insuficiente gracias a que Magia Huesca consiguió conservar las diferencias gracias a Jorge Lafuente ante un Força Lleida sin Luka Rupnik eliminado por faltas para cerrar el choque con el 76-87 final.

En esta ocasión los de Sergio Jiménez supieron frenar a los jugadores clave del pasado partido, dejando a Garrett Nevels en menos de 10 puntos y evitando el protagonismo de Papa Mbaye, no permitiendo que ningún rival destacara en sobremanera. Por su parte Augustinas Jankaitis continuó haciendo daño en la zona y Jorge Lafuente volvió a cuajar un buen partido ofensivo, destacando a Jure Gunjina y nuevamente Álvaro Sanz que se erigieron como líderes ofensivos del equpio con 16 y 15 puntos respectivamente.

El equipo sigue en progresión y mejorando a la espera del ala pivot que cierre la plantilla, contando sus partidos a puerta abierta por victorias, ante rivales de nivel similar, y estrenando su casillero fuera de casa, preparados ya para sus dos últimas citas antes del comienzo de la temporada ante CAI Zaragoza a puerta cerrada y Tau Castellón en Andorra (Teruel).

Ficha técnica

Força Lleida 76: Rubín (11), Nevels (9), Sevillano (6), Martí (10), Hermet (4); Rupnik (10), Feliu (9), Gracia (4), Mbaye (4), Demetrio (9), Rivas, Bergadà.

Peñas Huesca 87: Gintvainis (8), Motos (6), Lafuente (12), Jankaitis (13), Fontet (7); Sanz (15), Gunjina (16), Malo (4), Capel (6).